Estudio publicado en la revista Science

La lotería genética y la longevidad

Los investigadores encontraron que la genética explica aproximadamente un 16% de la variabilidad observada en la longevidad

La medida en la que la genética incide en la longevidad se ha podido cuantificar ahora de un modo más exacto gracias al trabajo de instituciones estadounidenses e israelíes. Los investigadores han aprovechado datos publicados en internet por aficionados a la genealogía para trazar la relación familiar de 13 millones de personas en un único árbol genealógico.

Se trata de un estudio publicado por la revista Science y recogido por Bruno Martín en El País quien relata que

El equipo de investigación, que reúne a genetistas y científicos informáticos, ha analizado el árbol para estimar la base hereditaria de la longevidad, que calculan en torno al 16%.

El modelo informático que diseñaron analizó los datos de tres millones de familiares nacidos entre 1600 y 1910 que habían vivido más de 30 años (excluyendo gemelos y víctimas de guerras o desastres naturales).

Los investigadores encontraron que la genética explica aproximadamente un 16% de la variabilidad observada en la longevidad: la cifra está en los valores inferiores del rango estimado por otros estudios, de entre 15 y 30 por ciento.

Según estos resultados, los autores señalan que la lotería genética en los mejores casos solo puede prolongar la vida unos cinco años de media, mientras que decisiones personales como fumar pueden reducir en 10 años la esperanza de vida.

Martín añade en su artículo que

El mismo análisis indica que los genes que determinan la longevidad probablemente actúen de forma independiente y aditiva. Algunas teorías proponían que varios genes deben actuar en concierto para incrementar la esperanza de vida, y por tanto solo cuando se heredan juntos se observa su efecto.

Este fenómeno se llama epistasis, pero los autores no han encontrado pruebas de que ocurra para la longevidad; si fuera cierto deberían haber observado una correlación exponencial entre la fecha de muerte y el parentesco, pero la proporción es más bien directa, lineal.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído