50 millones de muertes

Se cumplen 100 años de la gran pandemia que perjudicó al nombre de España

En 1918 un soldado entró en su centro de salud de Kansas (EEUU) con síntomas de gripe. Era el mes de marzo y pocos meses después esa enfermedad fue contraída por la tercera parte de población mundial dejando tras de sí decenas de millones de muertes.

Después de aquella pandemia de gripe nunca se volvió a registrar una tasa de mortalidad como la de aquel año. Tal y como relatan en un artículo en el portal Grandes Medios, lo más parecido fue la gripe asiática de 1957 (2 millones de muertes), la de Hong Kong de 1968 (1 millón de muertes) y la gripe A (H1N1) de 2009 (más de 18 mil muertes).

Lo curioso de aquella gripe de 1918 es que se acompañó de la coletilla española pero, a pesar de este sambenito, lo cierto es que su origen o propagación no tuvo nada que ver con España. Como cuenta Richard Gunderman en un artículo en El País,

Posiblemente, la pandemia adquirió su apodo debido a la Primera Guerra Mundial, que por entonces se encontraba en pleno apogeo. Los principales países beligerantes hacían todo lo posible por evitar dar ánimos a sus enemigos, así que en Alemania, Austria, Francia, Reino Unido y Estados Unidos se suprimió la información sobre el alcance de la enfermedad.

Por el contrario, España, al ser neutral, no necesitaba ocultarla. Este hecho produjo la falsa impresión de que este país fue el más castigado. De hecho, el origen geográfico de la gripe sigue siendo objeto de debate, aunque diversas hipótesis han apuntado al Este de Asia, Europa e incluso Kansas.

UN VIRUS SIN CURA

Según definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS),

La gripe es un problema grave de salud pública que puede ser causa de enfermedad grave y muerte en poblaciones de alto riesgo.

De hecho, todavía no hay cura para la gripe. Lo que tenemos son métodos preventivos y paliativos. Por ello, todavía hoy causa la muerte de cientos de miles de personas todos los años. Solo en España entre cientos de personas mueren al año por culpa de este virus.

Por eso sigue representando una de las grandes amenazas a la salud pública por su dificultad a la hora de controlarla.

 

Te puede interesar

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído