Más allá de los visionarios, economistas ya buscan nuevas vías

La longevidad exige que solucionemos el pago de las pensiones

Cada vez se encienden más las señales de que el problema futuro del Estado del Bienestar necesita una pronta solución. La combinación de axiomas como la baja natalidad, el aumento de la longevidad y las pensiones requieren de respuestas nuevas.

En un artículo de José Luis García para La Información se reseña el último libro publicado de José Luis Cordeiro y David Wood en el que postulan que a partir de 2045 la muerte puede ser opcional es firme.

Es, como lo califican algunos eminentes científicos y sociólogos, un texto provocador, comprometido, visionario e inspirador, aunque plantee dilemas éticos y dudas más que razonables.

El artículo no esconde que los postulados de estos autores pueden ser provocadorer ya que no tiene una base científica sólida. Sin embargo, al menos, puede servir para dejar encima de la mesa una serie de cuestiones que debemos tener en cuenta.

Sabemos de qué morimos al hacerlo de viejos: inestabilidad genómica, reducción de telómeros, alteraciones epigenéticas, pérdida de proteostasis, desregulación de nutrientes, disfunción mitocondrial, senescencia celular, agotamiento de células madre, alteraciones de la comunicación multicelular… cócteles mortales. Pero ¿es el envejecimiento inevitable? ¿Vale la pena invertir en prevención?

Ante los retos de la falta de natalidad, el pago de las pensiones y el crecimiento de la longevidad el mantra de la muerte de la muerte puede parecer a mucho el santo grial de una nueva religión. Pero lejos de las creencias, científicos, abogados y economistas trabajan sobre hechos y teorías concretas para encontrar una solución.

En mayo de 2017 se llevó a cabo en la sede del CSIC en Madrid el primer encuentro multidisciplinar en la materia organizado por la Fundación Vidaplus. En aquel primer Congreso Internacional de Longevidad y Criopreservación (ILCS, por sus siglas en inglés), el economista experto en asuntos monetarios, Javier Wrana, hizo una exposición sobre las posibles vías para atajar el problema en el que se combina baja natalidad, longevidad y pensiones.

La Fundación Vidaplus, siguiendo su objetivo de abrir nuevas vías de trabajo, lanza en septiembre QALY Advanced, basada en el estudio de la genética y sus aplicaciones a la calidad de vida de las personas. Paralelamente ya prepara la segunda edición del ILCS.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído