El punto crucial es evitar formación de cristales

Inmortalidad: Nuevo y sorprendente avance en la criogenización

La posibilidad de poder vivir para siempre es el gran reto perseguido por la criogenización. A día de hoy todavía están lejos de conseguir que una persona congelada vuelva a la vida cuando quiera en el futuro. La formación de cristales en las células humanas sometidas a tan baja temperaturas lo impide.

Los investigadores hasta ahora sólo han logrado revertir el proceso en algunos pequeños animales o en embriones de peces cebra; pero es un gran avance ya que en 60 años de pruebas similares no se había llegado a este punto.

El problema era cuando algo se congelaba, se expandía y destruía las células, por lo que los expertos han creado una solución: anticongelante. Sin embargo, incluso con anticongelante, hay problemas importantes durante la fase de descongelación.

Según recoge la publicación británica Express, investigadores han publicado en una revista especializada que

El gran tamaño de la yema todavía impide un rápido enfriamiento y calentamiento, produciendo la formación letal de cristales de hielo durante la crioconservación.
Pero el avance más importante ha sido la adición de otra solución al anticongelante, las nanobarras de oro.

Cuando las minúsculas varillas se agregan al anticongelante, los láseres se disparan a los embriones congelados que se congelaron a -196ºC. Las nanobarras conducen el calor del láser, permitiendo que los embriones se calienten mucho más rápido.

Alrededor del 10 por ciento de los embriones sobrevivieron y luego continuaron creciendo de forma normal. No solo se puede utilizar esta técnica en el futuro para ayudar a los humanos a vivir para siempre, o al menos a despertarse en un momento futuro bajo su elección, sino que podría usarse potencialmente para viajes espaciales de larga distancia.

Sin embargo, el sueño de la inmortalidad criónica aún está lejos. Muchos expertos, entre ellos el presidente de QALY, Javier Cabo, aseguran que antes de llegar a la criopreservación de cuerpos o cerebros se llegará a la criopreservación de órganos como corazón o pulmones.

Sobre el momento actual que viven las empresas de criopreservación huamana, el CEO de Alcor (una de las principales del mundo), Max More, intervino en la primera edición del Congreso Internacional de Longevidad y Criopreservación organizado por la Fundación Vidaplus.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído