Las simulaciones médicas del siglo XXI

El robot que sufre y padece

El terreno de las simulaciones médicas entrará en breve en un nuevo escenario gracias a los avances técnicos. Los androides se convertirán en herramientas de gran utilidad para preparar mejor a los futuros médicos. El objetivo es claro: generar una experiencia inmersiva y lo más real posible para que los futuros profesionales de la salud.

Es este sentido, según publica Infobae, la empresa Gaumard Scientific ha creado un robot que sangra, llora, habla y muestra diferentes emociones.

El androide combina sensores e inteligencia artificial que lo hacen ver y comportarse como si fuera un paciente. Es «tan real» que hasta se lo puede auscultar para detectar ruidos en el corazón, los pulmones y en el intestino.

También se le puede tomar el pulso, hacerle un chequeo de glucosa y, si se lo pincha o se le hace una intervención quirúrgica, sangra artificialmente.

Como androide es posible configurarlo para ampliar las posibles expresiones y comportamientos que hace ante diferentes escenarios.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído