La física cuántica es aún más compleja

¿Qué pasa si el gato de Schrödinger es más listo de lo que pensamos?

¿Qué pasa si el gato de Schrödinger es más listo de lo que pensamos?
Gato de Schrödinger. Facebook

Dos investigadores suizos le han dado una vuelta de tuerca al experimento de física más famoso del mundo, el del «gato de Schrödinger», y han descubierto que el reino subatómico es aún mucho más extraño de lo que se pensaba. Tanto, que podría resultar imposible aplicarlo a nuestra realidad macroscópica.

Según relata José Manuel Nieves en un artículo publicado en ABC, en su experimento (que fue teórico, nunca se llegó a hacer con un gato real), el físico Erwin Schrödinger describía cómo un gato, encerrado dentro de una caja, permanece en un estado de incertidumbre entre la vida y la muerte. Esto es, ni vivo ni muerto hasta que alguien abra la caja para comprobarlo.

Las extrañas leyes de la mecánica cuántica, en efecto, predicen que las partículas subatómicas permanecen en ese estado de incertidumbre hasta que son observadas, momento en el que se materializan en valores concretos.

Pero ahora, dos físicos suizos han ideado una versión moderna de la paradoja, reemplazando al gato por un físico que, siempre dentro de una caja, lleva a cabo, a su vez, experimentos.

Los resultados de Daniela Frauchiger y Renato Renner, del Instituto Federal Suizo de Tecnología, con sede en Zurich, se han publicado en Nature Communications. Según estos investigadores

El nuevo experimento teórico está, precisamente, diseñado para averiguar si «en principio, la teoría cuántica puede tener validez universal«.

La idea es que, si la respuesta es sí, entonces debe ser posible emplear la teoría cuántica para modelar sistemas complejos que incluyan agentes que a su vez utilizan la teoría cuántica.

Y ahí fue, precisamente, según cuenta José Manuel Nieves,

Donde las cosas empezaron a complicarse. Porque según se revela en el experimento, dos investigadores que observaran, desde fuera, un resultado o medida concreta obtenida por dos físicos, cada uno en una caja, se encontrarían con resultados opuestos. ¡Y ambos serían válidos! Lo cual implica que la mecánica cuántica es inconsistente.

Los investigadores concluyen que

La teoría cuántica no se puede extrapolar a sistemas complejos, al menos no de manera directa.

En otras palabras, la mecánica cuántica se contradice a sí misma y no resulta aplicable a nuestro mundo macroscópico.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído