La compleja frontera de la edición genética de embriones ha sido cruzada

La ciencia se debate ante las implicaciones de bebés a la carta

La ciencia se debate ante las implicaciones de bebés a la carta
Bebés a la carta EP

China ha abierto la puerta a la modificación genética de embriones, tan inquietante para unos como prometedora para otros. He Jiangkui, un científico de este país, asegura que ha ayudado a que nacieran los primeros niños con el ADN alterado del mundo para evitar la infección del virus del sida.

Según publica El Periódico,

El nacimiento de las gemelas, de confirmarse, supondrá un éxito refulgente para He y China, aunque no se salvará de la controversia. Algunos ven la modificación genética como una vía revolucionaria para corregir las enfermedades hereditarias mientras otros denuncian un mecanismo para lograr niños de diseño que linda con la eugenesia.

La práctica se encuentra a medio camino entre el tratamiento médico y la mejora a la carta. La modificación de un embrión, además, podría ser heredada por futuras generaciones y afectar a toda la cadena genética.

Sea como fuera, esta práctica está prohibida en Europa, EEUU e, incluso, en China. He Jiangkui, por tanto, ha incumplido la norma o conseguido un permiso especial. Pero, de momento, poco más se sabe.

Además, este hecho aún no ha sido confirmado de forma independiente ni publicado en revistas del sector. Cabe recordar que estos anuncios hay que tomarlos siempre con cautela. Recuerden el caso del científico surcoreano Woo Suk Hwang, que en 2004 engañó a la comunidad internacional con su pretendida clonación de embriones humanos.

Sea como fuera, lo cierto es que, como recuerda el citado medio, la edición del ADN es relativamente fácil en los últimos años gracias a la herramienta conocida como CRISPR, que permite la introducción de un gen necesario o la sustracción de otro problemático.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído