En una escuela pública de un modesto barrio de Chicago

‘Epidemia’ de embarazos en un colegio de secundaria

Una de cada ocho estudiantes ha tenido o va a tener un bebé

Afecta a 115 de las 800 alumnas del centro

La dirección del colegio público de secundaria Paul Robeson de Chicago (EE UU) busca explicaciones para un repentino aumento de embarazos que ha afectado a una de cada ocho estudiantes, según ha informado la cadena CBS2.

Ciento quince de las ochocientas alumnas de este colegio de un modesto barrio estadounidense están o han estado embarazadas, ha confesado a la cadena de televisión el director del colegio, Gerald Morrow, quien ha tratado de justificar esas desorbitadas cifras de embarazos con una variedad de factores que poco tienen que ver con la escuela.

«Pueden ser muchas cosas que ocurran en su casa, o que deberían ocurrir y no ocurren»

«Un factor clave puede ser la ausencia del padre en muchos de los hogares»

Para la estudiante LaDonna Denson y dos de sus amigas, la explicación está en la falta de comunicación entre padres e hijos y la ausencia de búsqueda de asistencia pública.

Aunque ninguna de ellas pensó en que serían madres tan jóvenes, las tres han explicado que tienen suerte de tener apoyo en su casa, y de que no las hayan echado a la calle al enterarse de la noticia como le ocurrió a otras estudiantes.

Ese tipo de reacciones no casan con la filosofía de la escuela, según el director, que fue a su vez fruto de un embarazo adolescente.

«En ningún caso les reprochamos que hayan cometido un error. Lo que pensamos es cómo podemos llevarlas hasta la siguiente fase, cómo conseguir que sigan pensando en la graduación»

DE VENTA DE DROGA A GUARDERÍAS PARA BEBÉS

Para Morrow, esa fase consiste en inscribirlas en un programa para padres adolescentes. Pero los empresarios de la zona no han tardado en detectar una oportunidad de negocio, y están convirtiendo lo que una vez fue un punto de venta oculta de droga en una guardería para los bebés de las estudiantes.

Los medios estadounidenses no han tardado en comparar el caso del instituto Paul Robeson con el que se descubrió el pasado junio en el Gloucester High School de Massachusetts, donde 17 estudiantes de no más de 16 años pactaron quedar embarazadas para criar a sus niños juntas.

Según un informe publicado en marzo por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la tasa de embarazos de adolescentes de edades comprendidas entre los 15 y los 19 años aumentó un 5% entre 2005 y 2007. (Efe)

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído