Sanidad tiene preparado un texto sobre el papel de la mujer en el sexo

Trinidad Jiménez y Bibiana Aído amenazan con cambiar la salud sexual de los españoles

Califica de 'malas mujeres' a las que se ocupan de dar placer a otro

El departamento que dirige Jiménez también cuestiona la "heterosexualidad como norma y con fines reproductivos"

El Ministerio de Sanidad está preparando un texto sobre salud sexual en el que aborda los aspectos generales y describe «la situación de la salud sexual y la anticoncepción en España», y esboza «objetivos y recomendaciones».

Según publica Sergio Alonso en La Razón, en un artículo titulado ‘Una salud sexual placentera para el bienestar social’, Trinidad Jiménez tendría preparado un texto que será presentado a las autonomías la próxima semana y que dice sostenerse en dos pilares: en el Plan de Calidad del Sistema Nacional de Salud y en el polémico proyecto de Ley del Aborto –la Ley Aído– que se está debatiendo en el Congreso.

Las perlas del nuevo texto de Sanidad:

«Los estereotipos de género acerca de lo que es ser hombre o ser mujer en nuestra sociedad tienen graves repercusiones para la vivencia de la sexualidad de un modo placentero»

«La visión de la sexualidad femenina en la historia occidental se resume en dos figuras opuestas: una ligada a la procreación y otra al erotismo. Alrededor de la primera se construye la maternidad como ‘natural’, mientras que la segunda quedaría reservada para un grupo menor de mujeres, aquellas consideradas como ‘malas mujeres’ que se ocupan de dar placer al otro. En ambos casos, el cuerpo de las mujeres es para otros y tienen que vivir el sexo de un modo justificado»

REVISAR EL ROL REPRODUCTIVO

La conclusión a la que llega el departamento de Trinidad Jiménez es que resulta necesario «revisar el concepto del rol reproductivo de las mujeres, introduciendo su derecho a una salud sexual y reproductiva plena».

En este sentido, establece como objetivo general «promover una salud sexual vivida de una manera integral, autónoma, diversa, igualitaria, placentera y respetuosa, a lo largo de la vida, en donde los derechos sexuales y reproductivos de mujeres y hombres queden garantizados».

CUESTIONA LA HETEROSEXUALIDAD

El departamento que dirige Jiménez también cuestiona la «heterosexualidad como norma y con fines reproductivos», citando para ello como ejemplo la propia ley española de bodas gays.

También enumera los cambios en los modelos de familias, lo que ha llevado, apunta, a que «hoy en día existe una gran pluralidad de ellas que no tienen necesariamente como fin último la reproducción».

Además, recuerda la liberalización de la venta de los anticonceptivos de emergencia con el objetivo de «facilitar el acceso a la píldora a todas las mujeres que la necesiten, independientemente de su lugar de residencia y en el plazo para garantizar su eficacia».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído