Aborto. En vigor la nueva ley del aborto

Este lunes entra en vigor la nueva ley del aborto, que se estrena con dos recursos admitidos a trámite por el Tribunal Constitucional y que permitirá interrumpir voluntariamente el embarazo a partir de los 16 años sin alegar causa alguna para hacerlo hasta las 14 semanas.

La norma no gusta al PP ni al Gobierno de Navarra, que han presentado recurso de inconstitucionalidad, entre otros motivos, por permitir abortar a las menores de edad.

Los antiabortistas, por su parte, han preparado concentraciones y veladas en varias ciudades de España y del mundo para protestar contra esta nueva ley.

La norma se aprobó en el Senado el pasado 24 de febrero por 132 votos a favor, 126 en contra y una abstención y modificará la Ley Orgánica 9/1985, en la que se recogen los supuestos en los que el aborto está ahora despenalizado del Código Penal

Estos supuestos se dan cuando la gestación pone en grave peligro físico o psíquico a la mujer, cuando el embarazo es fruto de una violación (en este caso, el límite para abortar está en las 12 primeras semanas), o si se presume que el feto vaya a nacer con «graves taras» físicas o psíquicas (22 primeras semanas).

Con la nueva ley, las mujeres podrán interrumpir libremente su embarazo hasta las 14 semanas de gestación y hasta las 22 si está en riesgo su vida o su salud y si se detectan graves anomalías en el feto.

Además, permite abortar a chicas de 16 y 17 años siempre que vayan acompañadas de uno de sus progenitores o que no aleguen problemas familiares para conmunicar la decisión de interrumpir el embarazo a sus padres.

La nueva ley, denominada de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo, prevé también que los colegios impartan educación sexual y que los alumnos de medicina y enfermería estudien en sus carreras cómo se practica un aborto.

Del mismo modo, la norma habla de financiar en parte o en su totalidad los anticonceptivos de última generación y

reconoce el derecho a la objeción de conciencia a los profesionales sanitarios implicados directamente en la interrupción de un embarazo.

A este respecto, los colegios de médicos han reconocido el avance que supone que una ley hable de objeción de conciencia, pero han considerado «insuficientes» los términos en los que lo hace la del aborto.

Por este motivo, la Organización Médica Colegial (OMC) ha pedido una «ley orgánica» específica sobre la objeción de conciencia en el ámbito sanitario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído