Guía para viajar con niños y no morir en el intento

Doce consejos para que tu hijo no se maree ni vomite en el coche

Doce consejos para que tu hijo no se maree ni vomite en el coche
Tres niños en el asiento trasero de un coche. EP

1. Mantenga el coche aireado. No fume durante el viaje.

2. Evite que el niño lea.

3. No de de comer al niño antes del viaje. Eso puede sobrecargar su estómago. Y que no tome bebidas gaseosas ni leche.

4. Haga una parada cada dos horas para que puedan estirar las piernas y renovar el aire.

5. Durante el viaje, si el niño tiene hambre, ofrézcale alguna galleta o chuchería, pero poca cosa.

6. Intente que el niño se fije en las cosas, paisajes, detalles, del camino. Juegue con él al «veo veo», a trabalenguas, adivinanzas o a cualquier otra actividad que le haga olvidarse del mareo.

7. Entreténgale poniendo alguna música infantil y anímele a que cante y hable. Cuéntele cuentos.

8. Si el niño se duerme, tenga preparada una bolsa por si se despertara con ganas de vomitar.

9. En caso de que el niño vomite, hágale beber pequeñas cantidades de agua azucarada con frecuencia.

10. Si el niño es muy pequeño, lo mejor es consultar al pediatra antes de emprender un viaje en coche. Solo él podrá administrar algún producto que pueda reducir los mareos del niño.

11. En caso de niño mayores, es decir, a partir de los 3 años, se les puede dar algún caramelo o chicle que evitan mareos.

12. Si el niño devuelve, no se ponga nervioso ni le de mayor importancia. Aún con todas las precauciones hay niños más propensos que otros a marearse.

____

Vía: Guiainfantil.com

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído