Ana Mato ultima un plan de ayudas a las embarazadas para evitar tanto aborto

¿Trae el Gobierno bajo el brazo una nueva versión del cheque-bebé de Zapatero?

Uno de los objetivos que expone el borrador del Plan de Familia incluye medidas que faciliten la vuelta al trabajo de las madres

¿Trae el Gobierno bajo el brazo una nueva versión del cheque-bebé de Zapatero?
Maternidad, embarazo, familia. EP

"Si no se ayuda a la maternidad, la opción del aborto siempre va a estar presente"

Da cuenta Belén V. Conquero, en ‘La Razón‘, de los planes que está ultimando el departamento de Ana Mato para no dejar en la estacada a las mujeres embarazadas y que sigan con su gestación, a salvo de posibles abortos, espoleados como vienen por por la actual situación de crisis económica.

Es una reivindicación, -la de las ayudas que se barajan ahora-, que las asociaciones familiares piden desde hace décadas, y que nunca han conseguido que se materialice porque ningún gobierno ha sido capaz de afrontar la necesidad de apoyar a las familias.

SE PONEN LAS PILAS

Sin embargo, parece que el Ministerio de Ana Mato se ha puesto las pilas y ha creado un equipo de expertos para que desarrolle medidas concretas para apoyar a las familias y en especial a la maternidad, como anunciaban en su programa electoral.

El primer paso ha sido la elaboración de un documento que plantee los objetivos y las líneas maestras sobre las que se sustenten las medidas concretas que deberán ir acompañadas de una memoria económica y en la que el Ministerio de Hacienda, con Cristóbal Montoro a la cabeza, ya está trabajando conjuntamente con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

De acuerdo con el borrador de los principios de este Plan al que ha tenido acceso el citado diario, el Gobierno planea imponer los «instrumentos necesarios que faciliten (a la mujer) continuar con su embarazo».

Aunque no determina, aún, qué tipo de ayudas fijarán, desde Foro de la Familia, su director general, Ignacio García Juliá, está convencido de que «anunciarán ayudas directas porque son las más llamativas y son las más necesarias». Eso sí, afirma García Julia,

«esperamos que sean medidas que perduren en el tiempo y que no sean como el cheque-bebé de Zapatero». Es cierto que las asociaciones familiares son conscientes de la difícil situación económica que atraviesa el país, «pero si ya hablan de recuperación, se podrán plantear medidas financieras que apoyen la maternidad».

PROBLEMA DEMOGRÁFICO

El problema demográfico es un hecho, la natalidad en nuestro país no deja de descender. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE), han nacido casi 30.000 niños menos en 2012, en comparación con los datos de 2006. Por ello, Luis Peral, senador del PP, afirma que «es el momento de cumplir con el compromiso electoral» e insiste en que no todas las medidas cuestan dinero:

«Se puede exigir que las inspecciones de trabajo velen por la protección de la mujer, evitando el acoso laboral que muchas padecen. También se debería incluir al concebido como un miembro más de la familia, a efectos de calcular la renta per cápita y que puedan beneficiarse de algunas desgravaciones; se podría dar prioridad a las embarazadas en la búsqueda de empleo e, incluso, dar una mayor flexibilidad a las mujeres que estén esperando un bebé y quieran seguir con sus estudios».

Es verdad que estas iniciativas no representan una merma en el presupuesto del Estado, pero como asegura Carmina García-Valdés, directora de Red Madre,

«cada vez nos llegan más mujeres que se plantean abortar sólo porque no tienen recursos económicos con los que sacar adelante un segundo o tercer hijo». No podemos pagar el alquiler o con lo caro que es sacar adelante al primero, ¿cómo voy a hacerlo con otro?».

Éstos son algunos de los motivos con los que acuden a la asociación. Desde Red Madre les pueden dar el primer empujón, ayudarlas con las necesidades tras el nacimiento, pero «si no se ayuda a la maternidad, la opción del aborto siempre va a estar presente».

Peral insiste en que «con lo que se puede ahorrar en Sanidad pública si se aprueba el anteproyecto de ley del aborto como está, se podría ayudar a muchas madres»» porque para «que una familia reciba las mismas ayudas que un matrimonio con tres hijos en Alemania tienen que tener 18» vástagos, apunta el director de Foro de la Familia.

Sin duda, las diferencias con nuestros países vecinos son claras, ya que, mientras que en Francia se destina un 2,4% del PIB en ayudas a la familia, en el nuestro se reduce a un 1,3.

PROPUESTAS

Desde diferentes agrupaciones familiares, hace meses que envían al Ministerio de Mato distintas propuestas que esperan que se incluyan dentro del Plan que, de acuerdo con sus objetivos, promoverá

«políticas de empleo que faciliten la incorporación al trabajo de mujeres que retornan al mismo tras periodos de cuidado de los hijos».

Foro, por ejemplo, asegura que,

«como el 80% de las políticas familiares están transferidas, es difícil crear un sistema homogéneo, pero en algunas como Valencia han seguido algunos de nuestros consejos, como permitir que las embarazadas en su quinto mes de embarazo puedan aparcar en sitios para personas con discapacidad».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído