Hay una probabilidad entre un millón

Una mujer negra tiene un hijo blanco y deja a su marido pálido de asombro

La nigeriana Catherine Howarth asegura que todos sus antepasados, que ella sepa, eran negros

"Al principio pensaba que se les habían dado un bebé que no era suyo"

Catherine Howarth es una mujer de Nigeria y sus antepasados, que ella sepa, eran todos negros. El día que dio a luz, iba todo bien hasta que le dieron a su hijo. El niño era blanco con los ojos azules.

Según los expertos, hay una probabilidad entre un millón de que un bebé con al menos uno de los progenitores de raza negra sea blanco.

Y es que el padre del pequeño también es blanco. Los médicos explican el caso diciendo que Catherine debe tener algún gen en el que el pigmento de sus predecesores fuera blanco.

UNA ENTRE UN MILLÓN

Hay una entre un millón de posibilidades que una pareja en la que uno es blanco y otro de color salga un bebé que no sea mulato.

Catherine Howarth ha sido esa probabilidad y, siendo ella de color y su marido blanco, su bebé ha nacido muy blanquito y con ojos azules.

Los médicos descartaron que el pequeño fuera albino y aseguraron que Catherine tiene algún gen en el que el pigmento de sus predecesores podía ser blanco.

Ella explicaba que «no recordaba a nadie en su familia que no fuera de color, pero que debía haber alguno de sus antepasados que no lo fuera».

También contó que «al principio pensaba que se les habían dado un bebé que no era suyo» pero que » se había enamorado a primera vista de él».

Según ‘Daily Mail‘, el pequeño ha cogido los mejores genes de sus padres y ya se ha convertido en un modelo y ya le han hecho alguna sesión de fotos.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído