LA HIJA DE MARÍA TERESA CAMPOS PASA POR QUIROFANO

Carmen Borrego se queda sin papada: «Todo ha salido muy bien en la cirugía estética»

Carmen Borrego se queda sin papada: "Todo ha salido muy bien en la cirugía estética"
Carmen Borrego tras la lipoescultura y liposucción de cuello y barbilla. TV

Carmen Borrego ha hecho realidad uno de sus sueños: se ha quitado la papada.

La hija de María Teresa Campos ingresó a primera hora de este 29 de agosto de 2018 en Hospital Nisa Pardo de Aravaca, en Madrid, para realizarse el retoque que llevaba tiempo visualizando.Técnicamente, se llama  ‘lipoescultura y liposucción de cuello y barbilla’.

Según han explicado en ‘Sálvame’ a las pocas horas de su ingreso, Carmen ya ha salido de quirófano y está ya recuperándose.

«Ha salido todo muy bien», ha contado Carlota Corredera.

La tertuliana del programa se ha retocado los párpados y se ha eliminado la papada, tal y como ya expresó en el último capítulo de Las Campos. Arropada por su madre y su hermana Terelu, la hija de María Teresa Campos se encuentra en las mejores manos…

A pie de hospital, el reportero Kike Calleja ha informado que Carmen se encuentra ya en la zona de recuperación, después de cuatro horas de intervención.

«Y va a tardar dos horas más en subir a planta», ha aclarado. Por el momento, no se sabe el momento en el que recibirá el alta hospitalaria, «pero este miércoles, no», pues la quieren tener controlada.

Asimismo, Calleja ha explicado que «no puede ver la televisión, porque le están administrando unas gotas» y los impactos luminosos pueden hacerle daño.

«Los resultados de la intervención se apreciarán perfectamente dentro de un mes, porque ya no habrá hinchazón».

UNA DECISIÓN DIFÍCIL

Ha vencido su miedo. La propia Carmen Borrego aseguraba en la entrega de Las Campos, el reality familiar, dedicado a los retoques, que no se había animado a hacerse nada por el puro terror.

Lo de pasar por quirófano y someterse a una anestesia no era plato de buen gusto y menos por algo con lo que podría seguir viviendo sin problema. Eso sí, tanto su papada como los dientes eran partes de su cuerpo que le avergonzaban especialmente.

Carmen ha dado el paso y, por fin, se ha lanzado a realizarse la intervención. La colaboradora estuvo consultando a diferentes especialistas para saber hasta dónde y cómo realizarse este retoque en el cuello.

No se trata de una operación que revista gravedad pero sí requiere un postoperatorio en el que deberá llevar una sujeción que le dificultará su proyección mediática.

«El momento era delicado por las circunstancias que la rodean pero tenía que ser hora», explicaba Paloma García-Pelayo en El programa del verano.

La colaboradora ya había expresado el respeto que le causaba esta operación. La colaboradora vencía el miedo gracias al apoyo de su madre y su hermana -y pese a que su marido tampoco parecía del todo convencido-. «Soy muy supersticiosa y no quiero hablar de la operación», asegura en una breve entrevista en Look. «Tengo miedo como tendría cualquier persona».

La renovación a la que se ha sometido Carmen empezaba por los dientes. La hija de María Teresa Campos se ponía en manos de los dentistas para lucir una nueva sonrisa. Un enorme cambio que se une ahora al que sufrirá su rostro. ¡Mucho ánimo! ¡Esto no es nada!

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído