En 'Espejo Público' y a cuenta de la gestación subrogada

La ‘influencer’ Tamara Gorro a la ‘podemita’ Carolina Bescansa: «Cuidado con tus palabras»

La 'influencer' Tamara Gorro a la 'podemita' Carolina Bescansa: "Cuidado con tus palabras"
Tamara Gorro y Carolina Bescansa Antena 3

Tensión en Espejo Público a cuenta de la gestación subrogada entre Carolina Bescansa -fundadora de Podemos- y Tamara Gorro, infulencer y madre por este métod.

Gorro defendía la gestación subrogada -ilegal en España-, método por el que ha tenido una hija con el futbolista Ezequiel Garay.

Susanna Griso ha tenido que mediar entre ambas debido a que no ha habido ningún punto de acuerdo.

Bescansa ha tirado del argumentario clásico:

«¿Cuántas mujeres que no estén en una situación de necesidad económica extrema accederían a ser madres gestantes por otras mujeres?».

Tamara Gorro ha dicho que ella sí lo haría.

Pero este no ha sido el momento de tensión: Bescansa ha llamado a la práctica «vientre de alquiler» un término que no ha gustado nada a Gorro, a la que le parecía «fea» esa acepción, según recoge huffingtonpost.

Bescansa se ha referido a las madres que ‘alquilan’ su vientre como «madres gestantes», otro término que también ha generado el cabreo de Gorro:

«Es que no son madres. No empecemos mal. ¿Ves? Ahí falta información. Madre soy yo, es mi hija biológica. Es mujer gestante. Es que nos ofende».

.@Tamara_Gorro y su sorprendente confesión en ‘Espejo Público’: «Yo me ofrecería a gestar un hijo para otra mujer gratis» https://t.co/dahNPMVOJi
– Espejo Público (@EspejoPublico) 17 de septiembre de 2018

Y el punto más tenso del debate ha llegado cuando la expolítica de Podemos ha comparado el debate de la gestación subrogada con el de la prostitución:

«Lo que digo es que pongamos el acento no solo en las madres que adoptan, sino también entre las madres que gestan, que son mujeres como todas las demás y que este debate no se parece al del aborto, sino al de la prostitución. Porque las mujeres que aceptan gestar para otras son, en su mayoría, mujeres que se encuentran en situaciones económicas gravísimas».

Una frase que no ha gustado nada a Gorro:

«No te voy a tolerar que tú insinúes que yo estoy prostituyendo a una mujer, porque eso es un delito. Y yo no soy ninguna delincuente».

Y ha sentenciado: «Cuidado con tus palabras».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído