Salud y Belleza

Después de 43 días se dan cuenta de que en el hospital intercambiaron a sus bebés

Dos mujeres peruanas recuperaron el pasado jueves a sus respectivas hijas biológicas semanas después de que el personal de un hospital de Barranca intercambiara a las recién nacidas.

Según lo confirmado por la Superintendencia Nacional de Salud del país sudamericano, las bebés retornaron formalmente a los brazos de sus progenitoras luego de un examen de salud por parte del equipo de pediatría. El 13 de febrero, día en que ambas mujeres dieron a luz en un centro de salud del municipio de Barranca, fueron separadas de sus bebés por razones que aún se están investigando.

La intendenta de Protección de Derechos en Salud, Amalia Mena, sostuvo que, tras someterse a un examen de ADN que certificó el intercambio ocurrido, ambas madres manifestaron tener sentimientos encontrados al entregar a las pequeñas que criaron como propias durante 43 días. La abogada según rt de la Defensa Pública de Lima Centro, Lupe Gómez -según publica el diario ICN-, interpuso una denuncia por el delito de Alteración y Supresión de Filiación de menor contra el director del hospital y el personal paramédico que intervino el día en que sucedieron los hechos.

¿Qué ocurrió?

El 13 de febrero, una de las madres -de 17 años-, había finalizado su parto en el Hospital Regional de Barranca cuando las enfermeras se llevaron a la niña para bañar a la pequeña. Cuando se la devolvieron, sin embargo, la joven se percató de que la cinta de identificación en su mano no era la misma que antes. Al consultárselo a la enfermera, esta le contestó que, aparentemente, se había cometido un error al colocarle la pulsera.(Las 17 señales que usa un bebé para comunicarse cuando todavía no sabe hablar)

Cuando le fue dada el alta, la madre, ante la sospecha de un cambio luego del parto, decidió realizarle un examen de ADN a la pequeña en un centro médico privado. El resultado arrojó que no era su hija.(Los mejores productos de dermocosmética para bebés)

El 20 de marzo, otra madre cuyas iniciales son R.Y.F.S, llegó a la ciudad de Lima para someterse a una prueba de ADN de manera voluntaria, a fin de comprobar si la niña a la que había dado a luz en el mismo hospital era su hija. Finalmente, se le comunicó que el parentesco era negativo.

El 22 de marzo, el Ministerio Público de Barranca dispuso la toma de muestras de sangre a las dos mamás y sus bebés para la prueba de ADN, pedido que fue atendido de inmediato. De esta manera, se pudieron identificar a las prematuras y devolverlas a sus familias.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído