Embarazo

La incultura de una madre aumenta el riesgo para la vida se su bebé

La incultura de una madre aumenta el riesgo para la vida se su bebé
Embarazada leyendo N+1

Cuando una madre tiene un bajo nivel de educación, el riesgo de muerte de su bebé en el primer año de vida aumenta significativamente. Esto fue demostrado por científicos que analizaron los datos de casi dos millones de bebés nacidos en Dinamarca desde 1981 hasta 2015. Los resultados de su estudio fueron publicados en PLoS Medicine, según recoge la autora original de este artículo Yana Bermán en N+1 y comparte Paula Dumas para Periodista Digital

Cuándo médicos recopilan la información sobre los participantes de sus estudios, normalmente les preguntan también sobre los datos adicionales, como nivel de educación, lugar de trabajo, ingresos anuales, área de la ciudad en la que viven y más. Su condición social puede afectar no solo a la salud y la supervivencia del participante de la investigación, sino también a sus hijos y otros miembros de la familia. Por ejemplo, el nivel de educación de un hombre está relacionado directamente con el comportamiento sexual de su esposa, mientras que el nivel de educación de mujer afecta a las capacidades mentales de sus hijos.

Cómo la vida social de padres afecta a los niños
Ahora, un equipo de científicos, liderados por Yongfu Yu de la Universidad de Aarhus, decidieron comprobar cómo se relaciona la educación de una madre y la supervivencia de bebé en el primer año de su vida. Analizaron los datos de casi dos millones de bebés que nacieron en Dinamarca entre 1981 y 2015.

La información sobre la educación de madre se dividió en tres niveles: bajo (solo primaria y secundaria), medio (escuela o colegio terminados, puesto que en Dinamarca el colegio es equivalente a la formación profesional recibida en la universidad) y alto (licenciatura o más). También examinaron el peso del niño al nacer y la edad gestacional durante el parto.

Además, tomaron en cuenta la información sobre la edad de una mujer, el número de embarazos que tenía antes, los malos hábitos (como fumar durante el embarazo), las relaciones con su pareja, los trastornos de desarrollo de feto y fecha de su nacimiento.

Analizando esos datos, los científicos descubrieron que las mujeres con un bajo nivel de educación se enfrentaron al riesgo de muerte de su bebé durante el primer año de su vida en un 63% más frecuente que las mujeres con alto nivel. Al mismo tiempo, este riesgo estaba relacionado en gran medida (50%) con el parto pretérmino y el bajo peso de bebé al nacer. En particular, esta tendencia se reflejó en la mortalidad del niño en el primer mes después del nacimiento.

Los autores llegaron a la conclusión de que la educación de una mujer está relacionada significativamente con la tasa de supervivencia de su bebé en el primer año de vida. También esta relación depende del período de gestación durante el parto y el peso del bebé al nacer. Cabe mencionar que ese vínculo fue lo más fuerte durante el primer mes después del nacimiento. Los investigadores señalaron que las organizaciones de salud deben tener en cuenta tales factores de riesgo como el estado socioeconómico y su posible impacto en la mortalidad infantil.

Los bebés pretérminos
Anteriormente, otros científicos descubrieron que el parto pretérmino afecta no solo a las madres, sino también a los padres. Resultó que experimentan inusuales niveles de estrés, ansiedad y depresión cuando un bebe deja la sala de cuidados intensivos neonatales en una institución médica.

También los bebés pretérmino pueden ver comprometida su salud a largo plazo con un mayor riesgo de diabetes y enfermedades relacionadas con la obesidad, así como una vida más corta.

Video: La educación infantil y la colleja

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído