¿Sabías que Sanidad financia el anillo vaginal anticonceptivo?; así se pone, y estos son sus efectos secundarios

¿Sabías que Sanidad financia el anillo vaginal anticonceptivo?; así se pone, y estos son sus efectos secundarios
¿Sabías que Sanidad financia el anillo vaginal anticonceptivo?; así se pone, y estos son sus efectos secundarios RS

Según informa el ministerio de Sanidad, en concreto, se incluye en su cartera de servicios el anillo con los principios activos Etinilestradiol (3,474 mg) y Etonogestrel (11 mg). Con este nuevo método son ya un total de 14 presentaciones de anticonceptivos de última generación, también llamados de cuarta generación porque han sido desarrollados para lograr, además de su eficacia anticonceptiva, efectos beneficiosos no contraceptivos. Su característica principal es la antiandrogenicidad.

Desde el pasado 1 de noviembre, el Sistema Nacional de Salud (SNS) financia por primera vez el anillo vaginal anticonceptivo, un anticonceptivo hormonal combinado del que se benefician miles de mujeres y cuya inclusión en la cartera de servicios contribuye al cumplimiento de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo de 2010.

Así, están incluidos en la cartera farmacéutica varios anticonceptivos que se administran por vía oral, hormonales combinados y a base de progestágeno. También están financiados distintos anticonceptivos reversibles de larga duración, conocidos como LARC, como tres tipos de dispositivos intrauterinos (DIU), Medroxiprogesterona inyectable e implante Etonogestrel, según recoge 20minutos y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

Qué es el anillo vaginal
También conocido como anillo intravaginal o sistema de liberación vaginal, se encuentra dentro del grupo de anticonceptivos a largo plazo, tal y como explican en Cuidateplus. Se trata de un aro de plástico transparente y flexible de 5 centímetros de diámetro y 4 milímetros de ancho que libera hormonas que evitan la fecundación. En concreto, dos hormonas sexuales femeninas: progestógenos etonogestrel y estrógenos etinilestradiol que al pasar al sistema sanguíneo evitan la ovulación tanto el útero como la mucosa del cuello uterino.

Cómo se coloca y se usa
Será el ginecólogo quien determine cuándo es el momento de ponerse el anillo ya que habrá que valorar factores como el haber usado otros métodos anticonceptivos, haber dado a luz, sufrido un aborto, etc. Una vez colocado habrá que esperar 21 días para retirarlo y descansar una semana antes de volver a colocarlo de nuevo. Lo importante es colocarlo y retirarlo siempre el mismo día. La menstruación aparece un par de días después de haber retirado el anillo.

Para colocarlo, basta con que la mujer encuentre una posición cómoda para introducirlo en la vagina (tumbada o de pie) y que lo coloque lo más profundo posible, plegándolo con sus dedos, porque de esa manera sentirá menos molestias. Es importante saber que la posición del anillo en la vagina no condicionará su eficacia.

Eficacia
Es muy similar al de la píldora, rondando el 99,7%. También es importante remarcar que no protege frente a enfermedades de transmisión sexual.

En caso de que se salga hay que volver a colocarlo en un plazo máximo de tres horas.

Efectos secundarios
Dependerá de cada mujer, pero los efectos secundarios recogidos hasta la fecha incluyen hinchazón, irritación o enrojecimiento, sensación de ardor, riesgo de infección vaginal, exuado vaginal, hemorragia  que no corresponde a la menstruación, dolor de cabeza, de estómago, vómitos, secreción nasal, pérdida o ganancia de peso, agrandamiento de senos, crecimientos de vello en la cara y pérdida de cabello, cambios y efectos sobre el apetito sexual.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído