Su cerebro les impide centrar la atención en una actividad

Los esquizofrénicos no pueden ‘desconectar’

Unas 400.000 personas en España sufren esta enfermedad

La esquizofrenia provoca una notable alteración de la conciencia de la realidad y desorganización neuropsicológica

El cerebro de una persona con esquizofrenia no logra desconectar lo que los especialistas llaman la red neuronal por defecto, algo así como el piloto automático cerebral que se mantiene activo cuando no se piensa en nada.

En personas sanas, cuando realizan alguna actividad como leer, hablar, estudiar o conducir se desconecta esta función para concentrarse en la tarea. En los esquizofrénicos no ocurre lo mismo por lo que esto les impide dirigir la atención a cualquier actividad.

Según publica Lavanguardia.es en un artículo de Ana Macpherson titulado «El cerebro esquizofrénico no logra ‘desconectar'», este descubrimiento ha sido comprobado por científicos de la Unidad de Psicosis e Investigación del Benito Menni (Sant Boi) a través de tres tipos de resonancias magnéticas y podría provocar un cambio radical en el tratamiento de esta enfermedad que padecen unas 400.000 personas en España.

ALTERACIÓN DE LA CONCIENCIA

La esquizofrenia provoca una notable alteración de la conciencia de la realidad y desorganización neuropsicológica. La medicación actual funciona para aliviar las alucinaciones y esa distorsión de la realidad, pero en cambio fracasa casi siempre en la actividad normal: trabajar, estudiar, todo lo que requiere enfocar la atención.

Josep Treserra, director médico del Benito Menni:

«Hasta ahora se creía que esa zona frontal activada cuando estamos en reposo estaba siempre desconectada en el cerebro de una persona esquizofrénica»

«Con esta investigación se ha podido demostrar lo contrario, que el problema es que no desconecta, lo que nos da una dirección clara de cómo podremos tratar esta enfermedad y actuar precisamente donde fracasamos, en el rendimiento laboral, en las relaciones personales: todo lo que acaba convirtiéndoles en enfermos crónicos, en personas muy empobrecidas»

Doctora Edith Pomarol-Clotet:

«Estamos localizando el problema. Las diferencias que hemos comprobado en la actividad cerebral están en la raíz del trastorno»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído