Investigadores concluyen que la osteoporosis masculina tiene distinto origen que la femenina

Un equipo de expertos del Hospital del Mar de Barcelona, pertenecientes al grupo de investigación genética de la osteoporosis del centro, han descubierto que la osteoporosis masculina tiene una causa diferente a la femenina, según un artículo publicado en la revista �Calcified Tissue International�.

Hasta ahora se creía que la osteoporosis masculina era principalmente secundaria, es decir, causada por la utilización de ciertos fármacos, por padecer la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), por ciertas patologías hepáticas o consecuencia de determinados hábitos tóxicos, como el consumo de alcohol.

Sin embargo, en otros casos la osteoporosis no tiene una causa aparente o conocida, por lo que se la denomina primaria o idiopática y supone el 50% de esta patología en los hombres. Por esta razón, los investigadores del Hospital del Mar han querido profundizar en el conocimiento de las causas de esta enfermedad en la población masculina.

«Hasta ahora se suponía que se producía por el mismo mecanismo que en las mujeres, pero nosotros hemos visto que no es así. En los hombres se debe a un déficit de la formación de hueso, mientras que el tejido óseo se destruye al mismo ritmo que entre la población femenina. Hay menos osteoblastos (células formadoras del hueso) y éstos son menos activos», explica Josep Blanch, reumatólogo consultor de la Sección de Metabolismo Óseo del Servicio de Reumatología del Hospital del Mar y coordinador del estudio.

Los resultados sugieren que la osteoporosis masculina idiopática evoluciona más lentamente, ya que, al observar el ritmo de crecimiento del tejido óseo en cultivo, se ha confirmado que existe un déficit de formación, mientras que éste se destruye al mismo ritmo.

Por lo tanto, los autores concluyen que, al contrario de lo que sucede con la osteoporosis femenina, en la que la pérdida de densidad mineral ósea se debe predominantemente a un aumento de la destrucción, en la osteoporosis idiopática masculina esta baja densidad mineral ósea nace por un defecto formador.

Según sus autores, el estudio aporta «una hipótesis nueva, ya que los osteoblastos tienen menos actividad y, por tanto, hay menos formación ósea. Y también, al contrario de lo que se creía, la osteoporosis masculina es primaria en el 50% de los casos. Esto supone un cambio de paradigma de la osteoporosis y de su tratamiento�, destaca el doctor Blanch.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído