El Clínic opera diez cambios de sexo por una técnica laparoscópica pionera

El Hospital Clínic de Barcelona ha operado un total de diez intervenciones de cambio de sexo en el último año, a través de una técnica pionera de laparoscopia que requiere una sola incisión en el ombligo, frente a las cuatro mínimas convencionales.

Así lo ha explicado el jefe del Servicio de Ginecología del Clínic, Francesc Carmona, que ha concretado que con la técnica conocida como Less se han llevado diez extirpaciones de genitales internos en el caso de personas biológicamente mujeres, que se sienten hombres, todas ellas por la vía pública.

Previamente, éstas se han sometido a un proceso psiquiátrico, una cirugía de amputación de mamas, tratamiento hormonales a base de andrógenos –para la eventual aparición de caracteres sexuales secundarios masculinos– y ya en los últimos pasos una histerectomía para extirpar los genitales.

De hecho, la sanidad pública catalana ha financiado 46 intervenciones de cambio de sexo desde diciembre de 2008, cuando empezó a sufragar estas operaciones en la cartera de servicios de la comunidad.

En el marco del XIX Congreso Anual de la Sociedad Europea de Endoscopia y Ginecología y del V Congreso Internacional de la Escuela Internacional de Endoscopia Ginecológica (ESGE), Carmona, junto al jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Igualada, Pere Brescó, ha destacado el gran beneficio que supone la técnica laparoscópica Less a nivel estético, por necesitar sólo una incisión en el ombligo, a través del cual se introduce una cámara óptica y los instrumentos de cirugía.

Pese a presentar resultados clínicos similares a la técnica convencional, ambos ginecólogos han resaltado el beneficio estético que permite que el abdomen presente el mismo aspecto que antes de la operación.

En ambos hospitales se han realizado un total de 30 operaciones a través de esta técnica, entre las que se encuentran las diez histerectomías por cambio de sexo, y otras para cirugía del ovario benignas, sin riesgo de hemorragias y mínimo dolor.

Actualmente, estudian en fase experimental el uso de esta técnica para tratar tumores malignos y operar a candidatas con el útero más grande, que por ahora quedan descartadas de esta opción. Carmona y Brescó han confiado que la técnica ya pueda ser utilizada para esto nuevos perfiles a partir del próximo año.

Entre un 80 y un 90 por ciento de las cirugías que realizan los hospitales Clínic y el de Igualada a nivel ginecológico utilizan laparoscopia, y el objetivo es conseguir que el resto de hospitales catalanes y españoles se sumen cada vez más a esta técnica para evitar que «cada vez menos mujeres tengan que ser abiertas por cirugía convencional», cuando es innecesario, resalta Carmona, copresidente del congreso.

Ambos hospitales forman a médicos internacionales en el uso y aprendizaje de la complejidad de la técnica laparoscópica Less, que han defendido como «menos invasiva y más segura».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído