El pequeño nació con un hermano siamés pegado al torso que no terminó de formarse

Una operación salva a un niño que nació con ocho extremidades

Rishabh Ghimire, natural de Nepal, ha sido operado con éxito en Los Ángeles

El niño corría peligro porque el otro cuerpo presionaba su corazón

El niño de un año nació con un siamés mal formado, con dos brazos y dos piernas pero sin cabeza, pegado a su estómago.

El diario británico The SunOperation saves the life of the boy with eight limbs— afirma que la vida del niño corría peligro porque el otro cuerpo le presionaba el corazón y absorbía su sangre.

El impresionante documental ‘My Shocking Story: Octoboy’ de Discovery Channel cuenta la historia de Rishabh y de cómo el pediatra estadounidense James Stein salvó al pequeño con una operación en el Hospital Infantil de los Ángeles.

Tras cinco horas de complicada intervención en la que le extirparon las extremidades sobrantes, el niño fue ingresado durante 10 días y regresó a casa en perfecto estado.

En el documental la madre afirma que cuando vio por primera vez a su hijo:

«No sabía qué pensar, no lo entendía. Nunca habíamos oído o visto algo como eso.»

Rishabh Ghimire, considerado en su país por muchos como ‘un Dios hindú’, es uno de los 200.000 niños que nacen cada año con esta malformación.

Estos casos aparecen cuando uno de los gemelos no consigue apartarse del útero y el cuerpo menos desarrollado se queda pegado al más fuerte.

Autor

Marian García Álvarez

Redactora experta en televisión de Periodista Digital entre 2013 y 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído