La Sociedad de Farmacia Hospitalaria aplaude la medida andaluza de pasar fármacos de dispensación en boticas

El delegado autonómico en Andalucía de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), Bernardo Santos, ha aplaudido la medida adoptada por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) por la que unas 250 presentaciones farmacéuticas, fundamentalmente las dirigidas a tratamientos oncológicos y contra la infertilidad, han pasado ahora a dispensarse desde los propios centros hospitalarios, en lugar de las farmacias como se venía haciendo hasta ahora.

Santos, quien también es especialista en Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, ha defendido en una entrevista concedida a Europa Press la conveniencia de introducir esta medida «que persigue fundamentalmente ganar en seguridad para el paciente».

Así, y tras recalcar que los servicios de farmacia hospitalaria ya han demostrado que son capaces de dar «un valor añadido» a la dispensación del medicamento, ha aludido que la aportación de estos profesionales redundará «en una mejora en la adherencia a los tratamientos de los pacientes, un mejor control de las reacciones adversas o una explicación a los usuarios más en profundidad de las técnicas de cómo han de tomarse este tipo de medicamentos», ha enumerado.

De igual modo, ha sostenido que otras comunidades «como Galicia, Madrid o Valencia» también dieron «hace ya mucho tiempo» el paso de suministrar ciertos medicamentos oncológicos de ingesta oral en el hospital y no en la farmacia.

«No es una medida que responda a un problema coyuntural», ha sostenido en esta línea el responsable autonómico de la SEFH, quien también ha justificado la conveniencia de una medida «que ya se hace en otras patologías, como en infección de VIH, hepatitis o esclerósis múltiple».

De hecho, y sólo en el caso del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, este especialista ha defendido que en la actualidad hay «8.000 pacientes de muchas patologías distintas que retiran sus medicamentos desde el hospital», por lo que ha considerado que la novedad ahora solo estriba en que «se va a añadir otro grupo más de pacientes».

LA RETIRADA DE LOS FARMACOS SE HARA COINCIDIR CON OTRAS CITAS

Además, ha aclarado que la retirada de estos fármacos siempre se hace coincidir en un mismo día en el que dichos enfermos tienen que acudir también al centro por otros motivos, «como sacarse sangre o realizarse otras pruebas».

Los pacientes están en el hospital y son muy nuestros. Están aquí constantemente para hacerse pruebas diagnósticas, analíticas, seguimiento de su tumor y todo tipo de pruebas. Son prácticamente pacientes del hospital.

«Se ha dicho desde el Consejo Andaluz de Farmacéuticos que con la retirada ahora de estos fármacos desde el hospital, a estos enfermos se les va a molestar más haciéndoles que se desplacen sólo para este motivo y estando más lejos que su farmacia más cercana, pero se olvidan de que son pacientes del hospital que vienen aquí cada dos por tres a hacerse también muchas otras pruebas», ha argumentado.

MAS BENEFICIOS QUE MOLESTIAS

De igual modo, ha sostenido a Europa Press que las molestias «serán mínimas», frente a las ventajas clínicas y asistenciales «que serán muchas. Para empezar nosotros somos farmacéuticos, como los que ejercen en las boticas, pero además también somos farmacéuticos especialistas vía MIR, por lo que tenemos una especial cualificación», les ha recordado.

Además, ha dicho que al trabajar en el hospital el contacto entre el farmacéutico hospitalario y el especialista «se hace de forma más estrecha».

No obstante, si ha aprovechado para solicitar al SAS que, debido al previsible aumento de las cargas de trabajo que supondrá la nueva atribución, la misma «venga precedida de un aumento de plantilla o una redistribución de la gestión».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído