El tejano Wiens tocó con la cabeza un cable eléctrico de alta tensión en 2008 y las quemaduras borraron todos sus rasgos faciales

El joven que perdió la cara y recibió trasplante facial completo, ya puede oler

"Sólo tengo 26 años. Tengo mucha vida por delante"

Dallas Wiens, el estadounidense que recibió un trasplante facial completo, recuperó el sentido del olfato gracias a la cirugía que se llevó a cabo en marzo.

El hombre de 25 años, que resultó terriblemente herido en un accidente con un cable de energía eléctrica en 2008, hizo su primera presentación en público este 9 de mayo de 2011.

Aseguró que, tras la operación, deseaba con ansias abrazar a su hija y espera regresar a la universidad.

«Sólo tengo 26 años. Tengo mucha vida por delante».

UN DRAMA CON FINAL FELIZ

Wiens, de Texas, resultó herido en noviembre de 2008, cuando su cabeza tocó un cable eléctrico de alta tensión. Las quemaduras borraron todos sus rasgos faciales.

La cirugía sustituyó la nariz, los labios, la piel, los músculos y los nervios que le brindaban las sensaciones. Pero, por desgracia, los cirujanos no pudieron darle nuevos ojos para restaurar su visión.

Su cirujano dijo:

«Dallas lo está haciendo muy bien. Está cumpliendo todos los hitos que se espera en la actualidad».

Wiens, que es el padre de una niña, habló de sus heridas antes de la operación:

«Que mi hija no pueda besarme es frustrante.

«Si ella me besa lo oigo y se puede sentir algo de presión, pero no puedo sentir su beso».

El abuelo de Wiens, Del Peterson, agradeció a los médicos que realizaron el trasplante de US$300.000 diciendo: «Han hecho hoy un viaje increíble y han bendecido la vida de Dallas y le damos las gracias.

«Dallas siempre decía que tras lesión tenía dos opciones: optar por amargarse o elegir mejorar. Su elección fue mejorar. Gracias a Dios hoy está mejor…».

La presidenta del hospital Brigham and Women’s, Betsy Nable, dijo:

«Hoy una gran noticia marca un nuevo hito en el legado de Brigham and Women’s en la cirugía de trasplante.

El logro pionero por el equipo de trasplante es un regalo hecho posible por el acto más desinteresado que un ser humano puede hacer por otro, la donación de órganos».

El primer trasplante parcial de cara fue realizado en Francia en 2005 a una mujer que fue atacada por un perro.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído