Alemania comprende el «descontento» español, pero defiende sus medidas

Las autoridades alemanas han expresado este miércoles su «comprensión» por el «descontento» de los agricultores que están afrontando pérdidas por la alarma creada por la crisis de la bacteria ‘Escherichia coli’,’ que ha dejado al menos 14 muertos en Alemania y cuyo origen ha sido achacado por las autoridades alemanas a los pepinos importados desde España.

«Tenemos una gran comprensión por el descontento y la preocupación de los agricultores que ahora sufren enormes pérdidas, a pesar de producir mercancías de gran calidad y de haberlo probado en algún caso con estudios», según ha dicho en un comunicado el secretario de Estado de Agricultura, Consumo y Alimentación alemán, Robert Kloss.

Con todo, Kloss ha defendido las medidas emprendidas por Berlín, que ha cerrado su mercado a los pepinos y otras hortalizas españolas y cuyo ejemplo ha sido seguido por otros países de la UE. «Mientras nos encontremos en un periodo de incertidumbre y no esté fuera de toda duda en qué parte de la cadena alimentaria han entrado los gérmenes, es necesario actuar con un cuidado especial», ha añadido.

El secretario de Estado alemán también ha abogado por examinar las «consecuencias» que esta crisis puede tener para los agricultores y ha dicho que Alemania y otros Estados miembros parten de la base de que la Comisión Europea «debería adoptar medidas adecuadas» para apoyar al sector.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Perezagua

Ejecutiva de cuentas en Interprofit. Fue redactora de Periodista Digital entre 2011 y 2013

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído