Cuando estés ante una pantalla, no olvides parpadear

Cuando estés ante una pantalla, no olvides parpadear
Televisor, iPad, pantalla, audiencia y espectador. PD

Cada día estamos más inmersos en las nuevas tecnologías, y aunque es cierto que nos facilitan la vida, nuestros ojos padecen con su uso pues tendemos a parpadear menos cuando estamos ante una pantalla. De hecho, si no adoptamos medidas, es posible que suframos las consecuencias y lleguemos a padecer el síndrome del ojo seco.

Las pantallas emiten luz visible de alta energía que resulta perjudicial para la retina. Es cierto que el ojo posee un mecanismo natural de defensa como es la lágrima, pero cuando estamos ante una pantalla sencillamente se reduce la frecuencia de parpadeo y eso acaba produciendo sequedad.

A esta conclusión llegó un informe de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) realizado por el investigador Genís Cardona. Según se desprende de este documento, si en una conversación las personas pueden llegar a parpadear hasta 25 veces por minuto, cuando estamos ante una pantalla -incluso la del mismo móvil- esta frecuencia es cinco veces menor. ¿Dónde está el problema? Pues que todo ello puede derivar, como ya avanzábamos, en el síndrome del ojo seco. Lo que sucede entonces es que la superficie del ojo no está lo suficientemente lubricada, bien porque falte lágrima o bien porque esta es de poca calidad, y se originan problemas como sequedad, picor o fatiga ocular.

Una aplicación para descansar el ojo cuando usamos pantallas

Desde luego deberíamos usar las pantallas intercalando los descansos precisos para que el ojo descansase debidamente y poner coto a las molestias en los globos oculares. Seguramente nos vendría de perlas una nueva aplicación llamada OKVision, desarrollada por el Col·legi Oficial d’Òptics Optometristes de Catalunya (COOOC) para ayudarnos a respetar los períodos de descanso que aconsejan los oftalmólogos.

A este problema surgido de nuestro uso de las tecnologías, se suman algunos problemas visuales muy frecuentes, como la miopía o la presbicia. Si echamos un vistazo a los datos, nos toparemos con un panorama de españoles bastante dependiente de las gafas. De este modo, un 62,3 por ciento emplea gafas, un 9,4 por ciento usa lentillas y un 7,4 por ciento ya se ha desprendido de estas dos últimas tras someterse a una operación de cirugía refractiva.

Incluso podemos hablar de regiones que superan estos umbrales. Así, en Canarias encontramos la mayor proporción de españoles con gafas con un 69,2 por ciento, mientras que los castellano-manchegos parecen disfrutar de mayor salud visual que en el resto de España, ya que el porcentaje de usuarios con gafas es del 51,4.

Puestos a seguir examinando datos, vemos que las más convencidas con la cirugía refractiva son las mujeres, con un 54,4 por ciento de operadas. Por su parte, el porcentaje de hombres se sitúa en un 46 por ciento.

En suma, no hay que descuidar los ojos pues incluso actividades tan cotidianas como consultar el correo electrónico pueden mermar el buen estado de nuestros ojos, pues la frecuencia del parpadeo desciende notablemente. Así que, parpadea más. Tus ojos te lo agradecerán.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído