Era un obseso de la limpieza y no quería que la Wehrmacht anduviera con putas

Hitler encargó muñecas hinchables para que sus soldados no pillaran sífilis

Miles de militares nazis murieron en la II Guerra Mundial a causa de enfermedades venéreas

Hitler encargó muñecas hinchables para que sus soldados no pillaran sífilis
La Wehrmacht desfila en París. EP

Hitler hasta supervisaó un intento de construir un ejército de superperros inteligentes que pudieran leer y escribir

Durante la Segunda Guerra Mundial, Adolf Hitler temía que sus soldados contrajeran infecciones como la sífilis con las prostitutas francesas por lo que decidió encargar miles de muñecas hinchables.

Miles de militares nazis murieron a causa de enfermedades, y el Führer quería evitar la merma de su ejército, según aparece en el libro  «El barbero de Mussolini», de Graeme Donald, quien descubrió de forma casual esta curiosidad, que recoge el diario «Metro».

«Estaba investigando y me encontré con algunas referencias acerca de muñecas hinchables nazis y me enteré de que Hitler estaba detrás de todo».

«Muchos más soldados fueron abatidos por enfermedad que por las balas. La sífilis fue un problema del que Hitler era consciente, e incluso se rumoreaba que lo había sufrido en sus propias carnes. Esta medida fue un intento de detener la propagación de enfermedades de transmisión sexual».

Se cree que esas «muñecas del sexo» fueron destruídas durante el bombardeo de Dresden (Alemania).

Este hecho es la última revelación sobre las extrañas tácticas empleadas por los nazis durante los combates.

En mayo, el doctor Jan Bondeson, de la Universidad de Cardiff, reveló que Hitler había supervisado un intento de construir un ejército de «superperros» inteligentes que pudieran leer y escribir.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído