La FAO alerta de una nueva amenaza global de gripe aviar

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) apremió este lunes a incrementar la preparación y vigilancia frente a una posible reaparición «a gran escala» del virus H5N1 de la gripe aviar altamente patógena, ante las señales que una cepa mutante de este mortífero virus se está extendiendo por Asia e incluso otras zonas, «con un riesgo impredecible para la salud humana».

El virus H5N1 ha infectado a 565 personas desde que apareció por vez primera en 2003 y ha matado a 311 de ellas, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El último fallecimiento ocurrió a principios de este mes de agosto en Camboya, donde se han registrado ocho casos de infección en seres humanos este año, con resultado de muerte en todos ellos.

Desde 2003, el H5N1 ha provocado igualmente la muerte (u obligado a sacrificar) a más de 400 millones de aves de corral, con pérdidas que ascienden a 20.000 millones de dólares (unos 13.700 millones de euros) en todo el mundo hasta que pudo ser eliminado en la mayoría de los 63 países afectados en el momento álgido de la epidemia, en 2006.

Sin embargo, la FAO señaló que el virus se ha hecho endémico en seis países, aunque el número de brotes en las aves de corral domésticas y en la población de aves silvestres diminuyó notablemente desde un máximo anual de 4.000 hasta tan sólo 302 a mediados de 2008.

Sin embargo, recalcó que los brotes han aumentado de forma progresiva desde entonces, con cerca de 800 casos registrados desde el año pasado.

Al mismo tiempo, el año 2008 marcó el principio de una renovada expansión geográfica del virus H5N1, tanto en las aves de corral como entre la avifauna silvestre, lo que parece estar asociado con los movimientos de aves migratorias.

La FAO subrayó que recientemente se han detectado zonas afectadas por este virus en Israel, Palestina, Bulgaria, Rumanía, Nepal y Mongolia, si bien en China y Vietnam ha aparecido una variante del virus que, aparentemente, es capaz de esquivar las defensas que aportan las vacunas existentes.

De hecho, los servicios veterinarios de Vietnam se encuentran en estado de alerta y estarían planteándose llevar a cabo una nueva campaña de vacunación para este otoño.

La FAO apuntó que la circulación del virus en Vietnam supone una amenaza directa para Camboya, Tailandia y Malasia, a la vez que pone también en peligro a la península de Corea y a Japón, sin olvidar que la migración de aves silvestres puede extender el virus a otros continentes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído