Los intensivistas ahorran más de 25 millones en estancias hospitalarias

Los médicos intensivistas españoles han logrado ahorrar más de 25 millones de euros en gastos de pernoctaciones en hospitales al bajar en dos puntos el porcentaje de infecciones en las unidades de cuidados intensivos (UCI) con el programa ‘Bacteremia Zero’.

Más de 250 profesionales se han reunido en Barcelona para analizar los datos en el marco de la campaña ‘La UCI es Vida’, organizada por la Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) y Carefusion, donde han abordado el programa ‘Bacteremia Zero’.

La última parada de la campaña se ha desarrollado en la ciudad condal al celebrarse allí el congreso dedicado a patologías infecciosas en el que se dan cita más de 250 intensivistas.

Al evento, asistió la delegada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Cristina Iniesta, quién habló de la importancia de abrir las UCI a los ciudadanos.

«Cuando pensamos en unidades pensamos en un lugar cerrado y no es así, es importante que la gente sepa cómo se trabaja en las UCI y la importancia del labor de los profesionales desarrollan en ellas», aseguró Iniesta.

La presentación de los datos se realizó en el transcurso de la campaña ‘UCI es Vida’ en Barcelona que consiste en un autobús transformado en UCI que recorre el estado para concienciar del trabajo de la medicina intensiva.

El vehículo, encara su última jornada después de recorrer 10 ciudades españolas desde su inicio el día 7 en Alicante.

El programa denominado ‘Bacteremia Zero’, desarrollado por la SEMICYUC con la financiación de la Agencia de calidad del Sistema Nacional de Salud y patrocinada por la Organización Mundial de la Salud, está destinado a reducir las infecciones por vías con catéter venoso central.

Estas infecciones aparecen normalmente en pacientes de UCI empeorando los procesos de recuperación y aumentando su mortalidad.

El estudio, inspirado en un programa similar desarrollado en Michigan (EEUU) ha conseguido excelentes resultados en España, donde se ha registrado un descenso de dos puntos en los casos detectados.

El objetivo inicial del programa era conseguir una reducción de menos de cuatro casos por cada mil días de catéter intravenoso central.

Del mismo modo se ha registrado un descenso de los pacientes que experimentaban más de un episodio infeccioso durante su estancia hospitalaria de cinco episodios por cada mil días de uso de catéter venoso central a tan sólo dos, lo que implica un ahorro de 25 millones de euros en gastos de estancias hospitalarias y una considerable reducción en la mortalidad relacionada con estas patologías.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído