Sanidad encarga un "estudio urgente" sobre las prótesis PIP

Interpol ordena la busca y captura del creador de las ‘tetas’ de la muerte

Francia pide a 30.000 mujeres que se quiten sus prótesis mamarias defectuosas

Jean-Claude Mas está buscado por Costa Rica por ofensas contra la «salud y la vida»

Interpol ha lanzado una «alerta roja» a todos los países asociados para la detención del francés Jean-Claude Mas, fundador de la empresa que fabricaba las prótesis PIP, según se puede leer hoy en su página web.

La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) incluye a Mas en su lista de personas buscadas y ofrece además una fotografía del empresario, de 72 años.

Mas -a quien se comienza a denominar en la Red como el creador de ‘las tetas de la muerte’- está buscado por Costa Rica por ofensas contra la «salud y la vida», se añade en la ficha facilitada por la Interpol, que cuenta con 190 países miembros.

La sociedad Poly Implant Prothèse (PIP) se fundó en 1991 en la Costa Azul francesa y llegó a ser el cuarto fabricante mundial de implantes mamarios.

En marzo de 2010, las autoridades francesas retiraron ese gel de silicona del mercado y pidieron a las 30.000 mujeres operadas con él en Francia que se hiciesen una revisión médica, y esta mañana dieron un paso más y recomendaron a las usuarias que se retiraran las prótesis.

El Ejecutivo tomó esa decisión porque algunas contienen silicona industrial de uso no médico, que incrementa el riesgo de que su funda sufra una rotura, y porque las autoridades sanitarias sospechan que han causado la muerte de al menos una mujer.

El director general de la Sanidad francesa, Jean-Yves Grall, reveló la semana pasada que se han detectado ocho casos de cáncer en pacientes con PIP, pero no estableció relaciones.

Ante la creciente polémica generada en torno a esas prótesis, el Instituto Nacional del Cáncer (INCA) hizo hoy público un informe entregado al Gobierno en el que se dice, no obstante, que en comparación con otras no aumentan el riesgo de cáncer.

EL PROBLEMA EN ESPAÑA

El Ministerio de Sanidad ha encargado un «estudio urgente» sobre los implantes mamarios de la empresa Poly Implant Prothèse (PIP).

Las autoridades españolas analizarán estas prótesis, retiradas del mercado en marzo de 2010 por su mala calidad y riesgo de rotura -pero que aún llevan centenares de mujeres-, después de que Francia haya recomendado a sus ciudadanas que se las extraigan, aunque de forma preventiva y no urgente.

En ese país, una plataforma constituida por 2.000 afectadas presentó en noviembre varias denuncias contra el fabricante de las PIP -que quebró en 2010-, por casos de rotura, inflamación y cáncer. Sin embargo, el el Instituto Nacional del Cáncer (INCA) francés desechó esta última sospecha el jueves.

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído