Entre las hipótesis plausibles está el hecho de que podrían multiplicar la propensión a las caídas

Relacionan el uso de somníferos con el aumento del riesgo de muerte

Los usuarios no deberían alarmarse sino consultar con su médico

Relacionan el uso de somníferos con el aumento del riesgo de muerte
Los investigadores no han encontrado la causa del mayor riesgo de muerte con somníferos. EFE

El uso de somníferos parece estar relacionado con un mayor riesgo de morir, según un estudio realizado en Estados Unidos.

Publicado en la revista especializada en internet BMJ Open, el estudio comparó a más de 10.000 consumidores de píldoras para dormir como ‘Temazepam’ con 23.000 personas con condiciones de salud equiparables que no tomaban el medicamento.

Los científicos comprobaron que los usuarios de los somníferos presentaron un riesgo de morir más de cuatro veces mayor, aunque el riesgo en términos absolutos es bajo.

Los expertos comentan, sin embargo, que aunque el hallazgo pone de manifiesto un riesgo potencial, todavía faltan pruebas de si los somníferos efectivamente dañan la salud y cómo.

Agregan que los usuarios no deberían alarmarse o dejar de tomar el medicamento y que cualquier duda que tengan la deben consultar con su médico.

Los somníferos son consumidos en cantidades millonarias. Sólo en Inglaterra en 2010, el ‘Temazepam’ se recetó 2,8 millones de veces. Otro de uso común, la ‘Zopiclona’, fue recetado 5,3 millones de veces. En EE.UU., se estima que entre un 6% y 10% de la población tomó somníferos durante 2010.

El estudio, del Centro Jackson Hole de Medicina Preventiva en Wyoming y la Clínica del Sueño Familia Viterbi de Californina, investigó la relación con el riesgo de morir de ‘Benzodiazepinas’ (‘Temazepam’ y ‘Diazepam’) y también de otros somníferos que no son de la familia de las ‘Benzodiazepinas’ (‘Zolpidem’, ‘Zopiclone’ y ‘Zaleplon’), como los barbitúricos y los sedantes antihistamínicos.

Los investigadores concluyeron que quienes tomaban los somníferos por prescripción médica presentaban 4,6 veces más posibilidades de morir en los siguientes dos años y medio.

De hecho, murió uno de cada 16 pacientes (638 de 10.531) comparado con el uno de cada 80 que falleció entre quienes no tomaban somníferos.

El aumento no apareció relacionado con otros problemas de salud o factores de riesgo, como padecimientos del corazón, tabaquismo y alcoholismo, elementos que los autores del estudio aseguran que trabajaron en sacar de la ecuación.

Los responsables del estudio, sin embargo, no han podido aclarar todavía por qué se da ese incremento de riesgo de muerte entre los que toman medicamentos para dormir.

Entre las hipótesis plausibles están el hecho de que, tratándose de medicamentos sedantes, podrían multiplicar la propensión a las caídas u otro tipo de accidentes.

Además, podrían alterar los patrones respiratorios de los pacientes mientras duermen o estar relacionados con un aumento de los suicidios.

No obstante, quienes tomaban las más altas dosis de medicamentos para dormir también aparecieron como aquellos con mayor riesgo de desarrollar un cáncer.

NO ENTRAR EN PÁNICO

Para Malcom Lader, profesor de Psicofarmacología Clínica del Instituto de Psiquiatría del King’s College de Londres, los pacientes no deberían entrar en pánico por estos hallazgos.

«El estudio tiene que ser replicado en una muestra diferente. Creo que no deberíamos emitir un juicio hasta que haya más estudios», comentó Lader.

«Lo que no queremos es que la gente deje de tomar somníferos y luego caigan en terribles fases de insomnios», agregó.

«Los pacientes deberían discutir con sus médicos y, bajo ninguna circunstancia, dejar de tomar su medicación».

Nina Barnett, de la Real Sociedad Farmacéutica, opina que «se trata de un estudio importante y aunque no parece que vaya a cambiar radicalmente las recetas en el corto plazo, debería llamar la atención y servir de recordatorio para pacientes y quienes los recetan de los riesgos del uso de sedantes contra el insomnio».

«La asociación entre mortalidad y sedantes no es nueva y esta investigación nos muestra que quienes han tomado estos medicamentos tenían mayor tendencia a morir que quienes no los tomaban», dijo Barnett.

«Sin embargo, no significa que las muertes fueron causadas por el medicamento».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído