LUCHA CONTRA LA OBESIDAD INFANTIL

Un médico nutricionista: «Es más fácil poner a los niños delante del televisor que haciendo ejercicio físico»

Las causas de la obesidad, principalmente en la infancia, son «sociales en su conjunto», porque «todo el entorno» favorece los hábitos menos saludables, según ha señalado el miembro de la Academia Nacional de Medicina y presidente del Instituto Danone, Luis Moreno.

Según este catedrático de Metodología de Investigación de la Universidad de Zaragoza, las recomendaciones de las campañas para fomentar la alimentación saludable no son seguidas por la sociedad en la medida que sería deseable, aunque ha subrayado que son necesarias y «no son una batalla perdida».

Moreno ha opinado que la evolución social que se ha producido en las última décadas ha llevado a adoptar hábitos alimentarios poco recomendables, como la ingesta de alimentos con un elevado número de calorías, que son «apetecibles» y «baratos».

«Quién se resiste a la tentación de consumir un producto apetitoso, barato y que no hace falta cocinarlo», se ha preguntado el ponente de la Escuela de Nutrición ‘Francisco Grande Covian’, que acoge esta semana la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander sobre «Alimentación y nutrición. Actuaciones en investigación, educación y comunicación».

Y, en relación a la población infantil, Moreno ha lamentado también que sea «mucho más fácil» situar a los niños frente a los televisores, porque así están «tranquilos, seguros y entretenidos durante horas».

Estos dos factores, el primero de los cuales lleva a que los niños consuman más calorías y el segundo a que no hagan ejercicio físico para quemarlas, propician la aparición de la obesidad. Por ello, Moreno cree que «hay que luchar para mejorar conjuntamente los hábitos de vida y alimentación».

Moreno y el catedrático emérito de Geriatría de la Complutense, José Manuel Ribera, en conferencia de prensa, se han mostrado optimistas porque, a su juicio, aunque el proceso para cambiar la sociedad sea «lento», «a la larga se consigue». Y, como ejemplo se han referido al consumo del tabaco en lugares públicos.

Para estos expertos es necesario unir esfuerzos entre los profesionales de la medicina, los educadores y los medios de comunicación.

Y, en cuanto a la influencia que puede tener la crisis económica en los hábitos alimenticios, han opinado que, además de aumentar los «riesgos», también se pueden apreciar «oportunidades».

Entre los primeros, Moreno ha reconocido que, en general, el gasto en alimentación de la familias ha disminuido afectando a la mayoría de los alimentos básicos; pero, también ha considerado que se facilita la «oportunidad» de preparar la comida para toda la familia «de manera tradicional», lo cual es «más barato y más sano».

En cuanto al ejercicio físico, Moreno ha considerado que «sería recomendable» que los colegios no cerraran sus puertas al acabar el horario lectivo, para que los niños pudieran hacer deporte en las instalaciones durante una o dos horas y que «no se vayan corriendo a hacer los deberes o a ver la televisión».

Moreno ha lamentado que, «como mínimo», un 25 por ciento de la población infantil o adolescente tenga problemas de sobrepeso u obesidad en España, por los problemas de baja autoestima que esos les ocasiona a corto plazo y de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares a largo plazo.

 

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído