"Hay modificaciones genéticas influidas por el medio ambiente"

La imparable ‘plaga’ que amenaza al futuro de la Humanidad

"Si una persona tiene un progenitor alérgico, tiene un 30% de probabilidades de desarrollar una enfermedad alérgica"

Si las pandemias del siglo XIX y XX fueron las enfermedades bacterianas y víricas, la de este siglo son las enfermedades inflamatorias no transmisibles, como las alergias

En nuestra familia, en el trabajo o en nuestro grupo de amigos, todos conocemos al menos a una persona que padezca alergia. En los últimos veinte años, la incidencia de este mal se ga cuadruplicado, según estadísticas internacionales.

Lejos de mejorar, esta ‘plaga’ aumenta y sus patologías resultan cada vez más graves dificultando así su diagnóstico y tratamiento.

Ser alérgico es una de las seis patologías más frencuentes. Además, es la enfermedad crónica por excelencia entre los más pequeños según la OMS.

«Si las pandemias del siglo XIX y XX fueron las enfermedades bacterianas y víricas, la de este siglo son las enfermedades inflamatorias no transmisibles, como las alergias», afrima Arantza Vega, coordinadora de comunicación de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seiac), para el diario La Vanguardia.

El aumento de esta ‘plaga‘ se explica por la carga de alérgenos en la persona y por un cambio en su capacidad para responder a esta carga.

La polución, la mala nutrición, una terapia médica inadecuada, el uso incontrolado de antibióticos, el frecuente estrés, el sedentarismo, los cambios en el clima, entre otros aspectos, hacen al cuerpo humano menos resistente ante los alérgenos, puntúa RT.

«Hay modificaciones genéticas influidas por el medio ambiente, y sobre el medio ambiente hemos actuado muchísimo en los últimos 20 años y hoy hay más polución ambiental, más partículas contaminantes, estamos expuestos a más humo del tabaco, hemos cambiado los hábitos alimentarios, hemos forzado las condiciones de producción de las plantas? y todo eso tiene un efecto directo sobre nosotros, actúa sobre nuestros genes y lo podemos transmitir a la siguiente generación».

Por ello, los expertos destacan que la herencia es uno de los factores de riesgo importantes en el desarrollo de las alergias.

«Si una persona tiene un progenitor alérgico, tiene un 30% de probabilidades de desarrollar una enfermedad alérgica; y si lo son el padre y la madre, el doble», asegura Marta Ferrer, directora del Departamento de Alergología de la Clínica Universitaria de Navarra.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído