El Ministerio de Sanidad insiste en que los riesgos de contagio son "muy bajos"

Un avión militar medicalizado parte de Torrejón a Liberia para repatriar al religioso español que contrajo ébola

El sacerdote Miguel Pajares está aislado en el hospital San José de Monrovia

Se ha descartado que la hermana Juliana Bohi, de origen guineano y con pasaporte español, presente los síntomas característicos del ébola y su estado ha mejorado

Un Airbus A310 del 45 Grupo de Ejército del Aire medicalizado partirá en torno al mediodía de este miércoles 6 agosto 2014 desde la base aérea de Torrejón de Ardoz en Madrid con destino Liberia para repatriar al religioso español Miguel Pajares, toledado de 75 años, infectado por el virus del ébola, según RTVE que cita fuentes del Ministerio de Defensa.

El avión militar, medicalizado y con todas las medidas de seguridad pertinentes, está preparado en la base aérea desde las cinco de la madrugada.

El sacerdote permanece aislado en el hospital San José de Monrovia, en Liberia, junto a otras cinco personas de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD) tras confirmarse que tiene ébola.

La repatriación, según señalaron fuentes del Ministerio de Sanidad -que explicaron que los riesgos de un posible contagio son «muy bajos»- se hará de acuerdo con los protocolos de máxima seguridad estipulados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Orden religiosa había solicitado la repatriación

Tras conocer este martes el diagnóstico, la Orden religiosa del español solicitó la repatriación, que se decidió en una reunión en la que han participado los ministerios de Sanidad, Defensa e Interior, y en la que han participado también representantes de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo(AECID).

Pajares permanece aislado desde el pasado viernes en el citado centro hospitalario, cerrado después de la muerte de su director, el hermano Patrick Nshamdzea, a quien el religioso español cuidó.

La organización Juan Ciudad ONGD, que está informando de la situación de los religiosos afectados, informó de que también han dado positivo en el test del virus de ébola las hermanas misioneras de la Inmaculada Concepción Chantal Pascaline Mutwamene (congoleña) y Paciencia Melgar (guineana) y que la situación de las seis personas aisladas es «grave».

Por el contrario, se ha descartado que la hermana Juliana Bohi, de origen guineano y con pasaporte español, presente los síntomas característicos del ébola y su estado ha mejorado.

Declaraciones de la misionera Paciencia Melgar, infectada de Ébola en Liberia

La Hemana Catherine, que pertenece a la misma congregación que el religioso español, ha pedido que trasladen a todos los misioneros que se encuentran con Miguel Pajares ante el riesgo que corren sus vidas.

«Estamos pidiendo salir todos de aquí, es verdad que él (Miguel Pajares) es español pero cómo lo van a sacar a él y a nosotros nos van a dejar aquí, vamos a morir todos», ha asegurado Catherine en declaraciones a COPE recogidas por Europa Press, preocupada ante la situación en la que se encuentran.

La religiosa ha insistido en que «todos» están en riesgo al estar en la misma estancia que el religioso español que será repatriado. «Estamos en la misma casa, y nos han dicho que tenemos que quedarnos en nuestras habitaciones, no podemos salir, y que nos van a poner medios para ayudarnos», ha explicado.

Sobre el estado del sacerdote español ha explicado que «anoche no comió porque no quiso» y se encuentra desorientado. «Cuando hablas con él no sabe contestar ni a las preguntas, se va y viene como un poco perdido». Igualmente ha explicado que la hermana Chantal Pascaline, también infectada, se encuentra «muy mal.

Situación grave en el hospital San José de Monrovia

Según la ONG Juan Ciudad, la situación en el hospital de Monrovia es grave. El director del centro, Patrick Nshamdze, ha muerto víctima de la enfermedad y el centro permanece cerrado.

Por ahora, los religiosos estaban recibiendo tratamiento sintomático. Además, la ONG envió el viernes dos cargamentos aéreos con materiales hospitalarios para la protección y aislamiento del personal sanitario, que están llegando en esta semana.

Los hermanos de la Orden de San Juan de Dios abrieron el hospital de San José en el centro de Monrovia hace ahora 51 años y fue el único centro sanitario que permaneció abierto durante la guerra civil que asoló el país en los años 90 del pasado siglo. Así lo recordaba un reportaje emitido en el programa Pueblo de Dios, con motivo de las bodas de oro del hospital, en el que pueden escucharse los testimonios de los misioneros.

Exteriores desaconseja viajar a los países afectados
Como consecuencia de la crisis actual de la fiebre del ébola, Exteriores desaconseja viajar a Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry.

La colonia española en Liberia ronda las 30 personas, en su mayoría religiosos y cooperantes.

En Guinea Conakry es donde hay una mayor presencia de españoles, en torno a unos 160, mientras que en Sierra Leona los españoles inscritos en el Registro Consular apenas superan la veintena.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído