#VAMOSAMORIRTODOS Sanitarios y enfermeros cuestionan los protocolos

Desde las chapucerías varias hasta el WhatsApp que hizo ‘viral’ el ébola: «Me cago en la puta», y pasando por un perro condenado a muerte

Al Sanidad se le ocurre de momento, y mientras la segunda enfermera da negativo, matar a la mascota de la primera persona contagiada en Europa

Sanidad parece estar dando palos de ciego, a pesar de sus mensajes tranquilizadores a una población que se debate entre el miedo y la indignación: #VAMOSAMORIRTODOS.

El primer caso de contagio de ébola fuera de África -que tiene por protagonista a la auxiliar de enfermería María Teresa Romero Ramos-, trae de cabeza a propios y extraños en España, mientas sindicatos sanitarios y asociaciones de enfermeros cuestionan con pruebas contundentes que los hospitales y el personal estén preparados para este tipo de casos: mascarillas y trajes inadecuados, ausencia de habitaciones de aislamiento con carga negativa…

DENUNCIA DE ENFERMEROS

Y  es que los protocolos, a decir de muchos, fallaron a pies juntillas, tal y como denuncia ‘Diario Enfermero‘:

«La chica ha empezado con diarrea también. Chicas confirmado, me cago en la puta, hacia el Carlos III. Tengo los pelos como escarpias. Es positivo».

Así se enteraban las enfermeras del hospital de Alcorcón a través de WhatsApp de que la auxiliar de enfermería ingresada en su hospital había dado positivo.

«Hasta entonces, sólo había estado aislada con un biombo y un par de cintas y el personal la ha estado atendiendo sin ningún tipo de protección».

«Antes de ingresar en el hospital de Alcorcón, esta auxiliar se fue directamente al hospital Carlos III, pero allí no la atendieron, le dijeron que se fuera a su hospital de referencia y que si daba positivo volviera. La tuvieron de aquí para allá. En un principio la paciente fue al Carlos III pero la remitieron a su hospital. Eso fue el domingo. Unos días antes había ido al centro de salud».

Es la información que el personal sanitario del hospital ha obtenido del entorno de la auxiliar de enfermería.

AISLADA CON UN BIOMBO

Y, sin embargo, al ingresar en el hospital de Alcorcón sólo fue aislada a través de un biombo. «Nada, no estamos preparados». «Estuvo así durante horas», afirman las enfermeras, hasta que se confirmó el caso.

Tampoco el personal sanitario que la atendió en el hospital madrileño ha empleado ningún tipo de traje individual de bioseguridad. Tan sólo algún enfermero ha utilizado una mascarilla para entrar en su habitación.

La única precaución que se ha adoptado ha sido llamar a los celadores que han estado en contacto con ella para el traslado de madrugada al hospital Carlos III. Personal con el que no se está teniendo ningún tipo de protocolo, ni seguimiento.

«Se han ido a casa sin más. Sólo les han dicho que se tomen la temperatura. Estamos locos».

Es la reacción de las compañeras de Alcorcón que no se explican lo que está pasando. De hecho ya han llamado a la concentración a las puertas del hospital para exigir responsabilidades.

ENFERMERA ‘DESCARTADA’

Mientras tanto, la enfermera que trabaja en Cuidados Intensivos del hospital madrileño La Paz, que llevaba desde este lunes aislada y en observación en el Hospital Carlos III, ha dado este lunes 7 de octubre negativo por ébola, según han anunciado fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

La enfermera intensivista, que no había estado en contacto directo con ningún paciente de ébola, no tenía fiebre pero estaba bajo vigilancia por haber presentado un cuadro de diarrea.

Dado que los resultados de la analítica conocidos hoy son negativos y que la mujer además no presenta síntomas, se descarta que padezca la enfermedad. Esta enfermera, aunque formaba parte del equipo preparado para atender al misionero Manuel García Viejo en el Carlos III en agosto pasado, en ningún momento fue requerida para atender al religioso.

Siguen ingresados bajo vigilancia el marido de la auxiliar de enfermeríainfectada por el virus, así como un ingeniero español que había estado trabajando en Nigeria, según informó este martes el sindicato CSI-F. A esta persona, que ha dado negativo en un primer análisis de ébola, se le practicará mañana una segunda prueba, según la fuente sindical.

UN PERRO CONDENADO A MUERTE

Por otra parte, la protectora de animales ‘Villa Pepa‘ publicaba esta mañana del martes 7 de octubre de 2014 en su muro de Facebook un mensaje del marido de la sanitaria ingresada por ébola:

«Hola, me llamo Javier Limón Romero, soy el marido de María Teresa Romero Ramos, la auxililiar contagiada de ébola por tratar de forma voluntaria a los dos pacientes contagiados que fueron repatriados a España.

Quiero denunciar publicamente que un tal Zarco, creo que es jefe de sanidad de la comunidad de Madrid, me ha dicho que tienen que sacrificar a mi perro así, sin más. Me pide mi consentimiento a lo cual me he negado rotundamente. Dice que entonces pedirán una orden judicial para entrar por la fuerza en mi casa y sacrificarle.

Yo antes de venir al hospital le deje varios cubos de agua, la bañera tambien con agua y un. Saco de pienso de 15Kg para que tuviera comida y agua. Tambien le deje la terraza abierta para que haga sus necesidades. Me parece injusto que por un error de ellos quieran solucionar esto por la via rapida.

Un perro no tiene porque contagiar nada a una persona y al reves tampoco. Si tanto les preocupa este problema creo que se pueden buscar otro tipo de soluciones alternativas, como por ejemplo poner al perro en cuarentena y observacion como se ha hecho conmigo. O acaso hay que sacrificarme a mí por si acaso. Pero claro, un perro es mas fácil ,no importa tanto».

En el portal Change.org ya se ha puesto en marcha una petición para evitar que el animal sea sacrificado:

«No es justo que además del contagio del ébola por parte de la auxiliar a consecuencia de la falta de medios , pierdan al perro por un simple capricho, cuando es mucho más facil aislarlo o ponerlo en cuarentena igual que han hecho con el marido de la víctima. Si esta chica falleciera, para su marido el perro, que los ha acompañado años atrás, sería un apoyo emocional importante. Para esta pareja no es «sólo» un perro, es uno más de la familia».

NOTA DE LA CONSEJERÍA DE SANIDAD

En una nota de la Consejería de Sanidad remitida a los medios se explica que, según la información científica disponible,

«existen datos que confirman el hallazgo de perros con anticuerpos positivos del virus del ébola, por lo que estos animales pueden sufrir un proceso de viremia aunque se muestren asintomáticos».

«En consecuencia, no existe garantía de que los animales infectados no eliminen el virus a través de sus fluidos orgánicos, con el riesgo potencial de contagio».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído