La estadounidense Kaci Hickox atendió a pacientes contagiados con ébola en África

La enfermera en cuarentena por ébola sale a montar en bici con todo el morro

Sostiene que no hay motivo alguno para mantenerla en aislamiento

Con toda la cara del mundo y desafiando a las autoridades locales: la enfermera estadounidense Kaci Hickox no está para cuarentenas de ningún tipo, y ha decidido darse un paseo en bicicleta junto a su risueña pareja durante estas últimas horas ante el pánico de sus vecinos.

La citada atendió a pacientes contagiados con ébola en África, y sale de su casa en el estado de Maine como si tal cosa, ya que sostiene que no hay motivo alguno para mantenerla en aislamiento.

«Sigo horrorizada por estas políticas de cuarentena domiciliaria que me han sido impuestas por obligación aunque esté perfectamente sana».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído