Emma Morano

Muere la mujer más vieja del mundo a los 117 años

Nacida en el siglo XIX

Morano señaló que su longevidad se debía en parte a la genética. y también a una inusual dieta que siguió durante 90 años

El deceso se produjo en su casa, en la ciudad de Verbania, en la región de Piamonte, al norte de Italia.

Su vida no sólo se distribuyó entre tres siglos, sino que también sobrevivió a un matrimonio violento, la pérdida de su único hijo, dos guerras mundiales y más de 90 gobiernos italianos.

Morano fue la mayor de ocho hermanos, todos ellos fallecieron antes que ella.

Buenos genes y huevos

La mujer, quien también nació en Piamonte, atribuía su longevidad a su genética ya una dieta de tres huevos al día, dos de ellos crudos.

Morano señaló que su larga vida se debía en parte a los genes familiares.

Su madre llegó a 91 y varias de sus hermanas alcanzaron el centenario.

Morano mantuvo su inusual dieta de tres huevos diarios durante más de 90 años.

Fue un régimen que adoptó siendo una mujer joven, después de que el médico le diagnosticó anemia poco después de la Primera Guerra Mundial.

Recientemente había reducido su dieta a sólo dos huevos al día y unas pocas galletas.

Su médico durante los últimos 27 años, Carlo Bava, le señaló a la agencia de noticias AFP que rara vez comía verduras o frutas.

«Cuando la conocí, comió tres huevos al día, dos crudos por la mañana y luego una tortilla al mediodía, y el pollo a la hora de la cena», señaló el doctor.

«No quería ser dominada»

Otro de los motivos a los que Morano le atribuyó su longevidad fue a su decisión, en 1938, de abandonar a su marido después de que su bebé muriera con sólo seis meses de edad.

«El matrimonio nunca fue saludable», llegó a decir.

Emma Morano estuvo enamorada de un muchacho que murió durante la Primera Guerra Mundial y no tenía interés en casarse con otra persona.

Sin embargo, según le contó al periódico La Stampa, en una entrevista cuando tenía 112 años, llegó un punto en aquella época en el que no tuvo más opción.

«(El marido) Me dijo: ‘Si tienes suerte te casas conmigo, sino te mataré’. Tenía 26 años y me casé».

Finalmente esa relación abusiva fue demasiado para ella.

Se separaron en 1938, aunque permanecieron casados ​​hasta que su marido murió en 1978.

Morano, quien trabajó hasta los 75 años, eligió no casarse nunca más.

«Yo no quería ser dominada por nadie», le dijo una vez al New York Times.

Según el Grupo de Investigación en Gerontología de Estados Unidos, el ser humano más viejo del mundo ahora es el jamaicano Violet Brown, nacido el 10 de marzo de 1900.

Este artículo fue publicado originalmente en BBC Mundo. Leer más

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído