5 consejos para elegir un buen cirujano plástico

5 consejos para elegir un buen cirujano plástico
Cirugía Pixabay

Vivimos en una sociedad donde la imagen es muy importante y precisamente ahora que se acaba el verano y mucha gente ha dejado de lado los buenos hábitos adquiridos durante el año, la demanda de cirugías estéticas aumentan. Como ocurre con todo, esta creciente demanda hace que sean muchos los que se intentan aprovechar y, sin contar siquiera con licencia, lucrarse. A la vista está que no todas las operaciones cuentan con los mismos resultados y hay quienes tienen graves consecuencias por las mismas. Lo más importante a la hora de buscar un buen cirujano plástico, como sería el Doctor Díaz Gutiérrez, es asegurarse de que cuentan con ese título porque algunas clínicas esto se lo toman a la ligera y es ahí donde puede haber más problemas. La confianza aquí será vital así que vamos a ver en qué más cosas hay que fijarse antes de pasar por el quirófano.

  1. No todo son palabras bonitas. La realidad es que cuando se interviene a una persona para llevar a cabo un retoque estético estamos hablando de una operación y, como tal, se corren riesgos. Ningún médico serio se saltará esta parte. Lejos de esto, su mayor esfuerzo estará centrado en informar a su paciente sobre el procedimiento a seguir y el postoperatorio. La dilatada experiencia del cirujano plástico, como es el caso del Doctor Díaz Guitiérrez, nos aporta garantías y seguridad a la hora de obtener buenos resultados.
  2. Las instalaciones apropiadas. Aunque puedas encontrar algún lugar donde el precio es mejor hay algo que no hay que perder de vista. Se trata de nuestra salud y las consecuencias se pueden acarrear de por vida. Si un centro serio, con instalaciones acreditadas nos ofrece un presupuesto algo mayor es porque lo vale y es un dinero que saldrá a cuenta a largo plazo. Mejor no arriesgar.
  3. Información sobre el procedimiento a llevar a cabo. Cada paciente es un mundo pero los procedimientos suelen ser todos muy similares cuando se determina qué se precisa. Es importante que el paciente pueda preguntar todas las dudas hasta quedarse satisfecho y tranquilo. Si no saben responder, mejor buscar otro lugar. No hay que tener miedo por querer saber si ese procedimiento es más o menos frecuente, si el médico que lo va a hacer tiene experiencia, si suele haber complicaciones o si se requieren de nuevas intervenciones, por ejemplo.
  4. Registro de los casos del cirujano. Por desgracia, como ya comentamos, hay mucho intrusismo en este sector. Los hay que no tienen formación específica y los hay que ni son médicos. Antes de tomar ninguna decisión es buena idea pedir información sobre el cirujano concreto que hayan dicho que se encargaría del caso para comprobar si cumple con la legalidad y la normativa.
  5. Certificados. En relación al punto anterior el paciente tiene derecho a saber la formación concreta que ha recibido el médico que le va a atender. No hay que fiarse sólo de los títulos que cuelgan de las paredes porque muchos han llegado a falsificarlos, aunque esto suele ser notable por muchos aspectos, como la misma clínica. En fuentes oficiales se puede comprobar que todo esté en orden con el número de colegiado que todo médico tiene que tener.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído