Enfermedades de la A a la Z

¿Sabes qué personas tienen más riesgo de padecer influenza?

¿Sabes qué personas tienen más riesgo de padecer influenza?
Influenza YT/Imagen Ilustrativa

El influenzavirus A subtipo H1N1, mejor conocido como gripe A H1N1 humana es un subtipo de influenzavirus tipo A del virus de la gripe, perteneciente a la familia de los Orthomyxoviridae.

Todos están en riesgo de contraer la influenza. Cada año, la influenza puede causar fiebre, tos, dolor de garganta, moqueo o congestión nasal, dolores musculares y de cabeza, escalofríos y fatiga a millones de personas. Pero en algunos casos, la influenza puede ser más grave. Los CDC estiman que desde el 2010 las hospitalizaciones relacionadas con la influenza en los Estados Unidos fluctuaron entre 140 000 y 710 000 personas y que las muertes relacionadas con esta enfermedad oscilaron entre 12 000 y 56 000.

Algunas personas tienen un riesgo mayor de presentar complicaciones graves relacionadas con la influenza, como la neumonía, o un empeoramiento de las afecciones crónicas que tengan. Para aquellas personas que tienen un riesgo mayor de presentar complicaciones es especialmente importante que se vacunen en cada temporada. También es importante que esas personas hablen de inmediato con un médico acerca de tomar antivirales si presentan síntomas de la influenza. Algunos de los grupos que tienen un riesgo mayor son los siguientes:

Niños menores de 5 años, pero en especial los menores de 2.
Adultos a partir de los 65 años de edad.
Mujeres embarazadas (y mujeres de hasta dos semanas de posparto).
Los residentes de asilos para ancianos y otras personas en instituciones de cuidados prolongados.
Asimismo, los indoamericanos y los nativos de Alaska[VER PDF] parecen tener un riesgo mayor de complicaciones por la influenza.

Y las personas que tienen ciertas afecciones como las siguientes:

Asma.
Afecciones neurológicas y del desarrollo neurológico (incluidos los trastornos del cerebro, la médula espinal, los nervios periféricos y los músculos como la parálisis cerebral, la epilepsia [trastornos convulsivos], los accidentes cerebrovasculares, la discapacidad intelectual [retraso mental], los retrasos moderados a graves en el desarrollo, la distrofia muscular o las lesiones de la médula espinal).
Enfermedades pulmonares crónicas (como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica [epoc] y la fibrosis quística).
Enfermedades cardiacas (como la cardiopatía congénita, la insuficiencia cardiaca congestiva y la arteriopatía coronaria).
Trastornos de la sangre (como la enfermedad de células falciformes).
Trastornos endócrinos (como la diabetes mellitus).
Trastornos de los riñones.
Trastornos del hígado.
Trastornos metabólicos (como los trastornos metabólicos hereditarios y los trastornos mitocondriales).
Sistema inmunitario debilitado a causa de enfermedades o medicamentos (como las personas que tienen el VIH o sida o cáncer o que reciben tratamiento prolongado con esteroides).
Personas menores de 19 años que reciben tratamiento prolongado con aspirina.
Personas con obesidad extrema (índice de masa corporal [IMC] de 40 o mayor).

Es importante que usted se vacune si cuida a una persona en estos grupos de alto riesgo, los cuales incluyen a los bebés menores de 6 meses porque son demasiado pequeños para ser vacunados. Recuerde, no es demasiado tarde para protegerse y proteger a sus seres queridos de la influenza por medio de la vacunación. El poco tiempo que lleva ponerse la vacuna contra la influenza es mucho menor que el tiempo que le tomará recuperarse de esta enfermedad.

Para obtener más información acerca de la gravedad de la influenza y de los beneficios de la vacuna contra esta enfermedad, hable con el médico de su familia o visite el sitio web de los CDC sobre la influenza.

Fuente: CDC

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído