Salud

¿Sabes cuáles son las reglas de la pérdida de peso, la dieta y la salud?

¿Sabes cuáles son las reglas de la pérdida de peso, la dieta y la salud?
Dieta y salud YT

Descrito como «activista contra la obesidad» por la revista TIME, el doctor David S. Ludwig ha centrado su investigación en cómo afecta la comida a las hormonas, el metabolismo, el peso corporal y el bienestar. Según él, debemos olvidar todo lo que nos han enseñado de dietas. «No funcionan», dice tajante. En su lugar, presenta en su libro «Por qué siempre tengo hambre» las razones por las que las dietas tradicionales no funcionan y presenta un nuevo plan radical para perder peso sin pasar hambre, mejorar tu salud, y sentirte mejor.

En resumidas cuentas, sus investigaciones le han hecho llegar a la conclusión de que «comer en exceso no te hace engordar, sino que es el proceso de engordar lo que te hace comer de más». Esto pasa, asegura, porque «las células grasas juegan un papel clave a la hora de determinar cuánto peso ganas o pierdes. Las dietas bajas en grasa actúan en tu contra, ya que provocan que las células grasas se autoabastezcan con más calorías, dejando muy pocas para el resto del cuerpo», asegura.

Esta «grasa hambrienta» activa una peligrosa reacción en cadena que «te deja siempre con sensación de hambre, a la vez que tu metabolismo se hace más lento y, al final, acabas ganando peso, aunque comas menos». El programa de adelgazamiento que propone su obra consta de tres fases en las que se ignoran las calorías y se centra directamente en las células grasas, y no promete una pérdida de peso inmediata, sino «progresiva y saludable». Eso sí, el autor promete «perder lentamente 1,5 kilos al mes, durante 12 meses seguidos, comer siempre que uno tiene hambre, y encontrarse fenomenal».

FASE 1: Superar los antojos

La Fase 1 es, básicamente, lo contrario a una dieta baja en grasas estándar. Durante la Fase 1 comerás en una proporción elevada de grasas (el 50% de las calorías totales que ingieras), una cantidad más baja de carbohidratos totales (el 25% por ciento) y algo más de proteína de lo que a lo mejor estás acostumbrado (el 25%). Durante estas dos semanas, eliminarás todos los productos derivados de los cereales, las patatas y el azúcar añadido.

La parte buena es que puedes seguir disfrutando de frutos secos, lácteos enteros… y otros alimentos ricos en grasas que con las dietas de restricción de calorías no podías ni oler. Como en todas las fases del programa, las proteínas de alta calidad juegan un papel importante.

Esta fase es la más restrictiva del programa, pero según su creador, «no es ni de lejos tan severa como lo son las dietas muy bajas en carbohidratos y cetogénicas, cuyo fin es eliminar este nutriente principal casi por completo». «Podrás disfrutar de fuentes de carbohidratos integrales y naturales como la fruta, las legumbres y una amplia selección de verduras sin almidón», apunta Ludwig.

Fuente original: Carlota Fominaya, ABC/Leer más

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído