Salud

Estas son las 12 claves que tienes que saber si te vas a realizar un lifting

Estas son las 12 claves que tienes que saber si te vas a realizar un lifting
Lifting YT

Cualquiera, al mirarse en un espejo y hacer tracción en la cara un poco en sentido vertical, verá que mejora bastante, porque desaparece la piel sobrante y se estira el músculo. Con el paso del tiempo, los tejidos, los músculos, la grasa y la piel de la cara se van deteriorando y pierden consistencia, volumen, elasticidad y colágeno.

Para evitar las consecuencias de este proceso una de las opciones a las que se puede recurrir es a la cirugía de rejuvenecimiento facial, un proceso quirúrgico que ha evolucionado mucho estos últimos años.

En CHANCE hemos hablado con el equipo de Clínicas Mato Ansorena y nos ha dado todas las claves que hay que tener en cuenta antes de decidir hacerse un lifting.

1. El lifting es un procedimiento quirúrgico de rejuvenecimiento facial que corrige el exceso de piel de la cara y la reposiciona para mejorar los diferentes ángulos y atenuar las arrugas.

2. Es sencillo: tras aplicar la anestesia el especialista realizará unas pequeñas incisiones en la línea del cabello, en las sienes, por detrás de los lóbulos de las orejas y en la parte baja del cuero cabelludo. El cirujano retira la piel sobrante, estira la piel y como último paso cose las pequeñas incisiones.

3. Puede solicitarse un minilifting, que afecta sólo a una de las porciones de la cara, o un lifting completo de cara y cuello.

4. Actualmente, esta intervención suele durar una hora, se puede realizar con anestesia local y poca sedación, y tiene un postoperatorio muy rápido.

5. Para comenzar a operarse la edad ideal es entre los 40 y 45 años, pero incluso puede ser más ventajoso adelantar cirugías de menor envergadura para ir solucionando los problemas a medida que aparecen. El límite de edad lo da el estado del paciente. Si la piel no sobra, entonces el momento del lifting no ha llegado. Los pacientes tienen que analizar con el cirujano plástico las posibilidades reales de mejoría.

6. Lo importante es recurrir a un cirujano plástico cualificado y programar la cirugía en un establecimiento apropiado para reducir los riesgos al máximo posible.

7. El principal mito del lifting es la pérdida de años ‘calendario’. El cliente no va a parecer de 30, simplemente va a mejorar su aspecto general ya que el lifting recolocará sus tejidos. De hecho el resultado tiene que ser tan natural que, quien lo vea, no reconozca el paso por la cirugía.

8. Otro mito es que con un lifting se detiene el reloj y no: el envejecimiento continúa y la piel sigue sufriendo las inclemencias de la gravedad.

9. Al tratarse de un procedimiento quirúrgico, lleva cicatrices. A diferencia de otras especialidades, en cirugía plástica éstas son predeterminadas en zonas ocultas o de pliegues entre la mejilla y la implantación de la oreja para que pasen lo más desapercibidas posible. Si luego es necesario tratar el tercio superior de la cara, éstas se pueden extender dentro del pelo o bordeando la implantación pilosa en la zona de patillas o en la región frontal.

10. Los fumadores deben suspender el cigarrillo por completo un mes antes y uno después de la intervención. El cigarrillo daña la microcirculación, es decir la oxigenación y nutrición de la piel, y puede provocar secuelas estéticas indeseadas como engrosamiento de las cicatrices, cicatrices visibles en las mejillas, deformidades durante la gesticulación o trastornos de la contracción muscular facial por daño de los nervios de la zona.

11. Las molestias después del lifting no son habituales pero, si después de la intervención quirúrgica el paciente notase un poco de dolor, podrá recibir medicamentos. Para evitar hematomas o hinchazón, durante el procedimiento el especialista colocará unas vendas alrededor de su cabeza y también podría poner un pequeño tubo de drenaje por debajo de la piel de la zona de atrás de la oreja para recoger un poco de sangre que podría aparecer durante esta intervención.

12. Los efectos comienzan a verse a partir de los 10 días, cuando la inflamación postoperatoria empieza a ceder. Se retoma la vida normal a partir de los 7 días. Mientras tanto se recomienda hacer poco esfuerzo y dormir semisentado para favorecer el drenaje de líquidos y de algún probable hematoma.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído