Belleza

¡Evita el sedentarismo y activa tu cuerpo también en la oficina!

¡Evita el sedentarismo y activa tu cuerpo también en la oficina!
Oficina BBC

Como un primer paso para contrarrestar esta inactividad, durante la jornada laboral podemos practicar pequeños ejercicios muy sencillos y que apenas nos robarán tiempo para desentumecer el cuerpo y activar la musculatura. Aunque no podemos sustituir estas pequeñas rutinas por el gimnasio, serán de gran ayuda sobre todo para quienes quieran empezar a cuidarse. Lola Pérez, Directora de Actividades Dirigidas de Zagros Sports, nos explica 10 ejercicios aptos para todos los públicos y de fácil ejecución cuyo objetivo es crear un hábito saludable.

Una parte fundamental de esta «tabla» son estiramientos que puedes hacer sentada en la silla de tu puesto de trabajo. Juntar las rodillas, mantener la postura correcta de la espalda o realizar suaves movimientos con el cuello son algunos de los ejercicios que no te llevarán más que unos minutos al día. Pero tampoco nos olvidamos de los ejercicios de cardio. Algo tan sencillo como caminar de camino al trabajo y de vuelta a casa, bajarse una parada antes o, por qué no, subir y bajar todos los pisos a pie, son gestos que solo cambiarán un poco tu rutina diaria y te reportarán innumerables beneficios, según recoge marieclaire.

Subir las escaleras

El ejercicio más sencillo lo tenemos delante de nuestros ojos nada más llegamos al trabajo. En lugar de subir en ascensor optaremos por las escaleras para trabajar los músculos de las piernas en su totalidad. Se trata de un ejercicio aeróbico que refuerza sobre todo cuádriceps y glúteo al subir y femoral y glúteo al bajar. En el caso de que nuestro puesto de trabajo esté en la planta 8, no es necesario que subamos todos los pisos de golpe, podemos empezar de manera progresiva subiendo en el ascensor hasta el cuarto piso y luego usamos las escaleras.

Paseos cada 40 minutos

Para evitar las consecuencias de pasar más de 6 horas sentados al día debemos buscar una razón para levantarnos cada 40 o 60 minutos y activar la musculatura. Así evitamos que se engarroten los músculos y aparezca el dolor. Un truco muy sencillo es usar la excusa de beber agua para levantarnos. En lugar de tener una botella de agua de litro y medio en la mesa de trabajo, cogemos una botella de 250cc que nos obligue a levantarnos y llenarla cada pocos minutos.

Puntillas

Ya que nos levantamos a por agua, trabajaremos los gemelos elevando los talones y poniéndonos de puntillas entre 10 y 15 veces. Este sencillo ejercicio mejora la circulación y desentumece las piernas. Se puede complementar haciendo 10 círculos con los pies hacia la derecha y 10 hacia la izquierda antes de sentarnos.

Sentadillas

Casi sin darnos cuenta tenemos la posibilidad de practicar el ejercicio estrella para entrenar piernas y glúteos. Basta con levantarnos y sentarnos de la silla 10 veces cada hora. Siempre buscando el movimiento del cuerpo.

Abdominales

Sin levantarnos de la silla también trabajaremos el abdomen para facilitar la quema de grasas, sobre todo si el trabajo nos obliga a comer fuera y comida poco equilibrada. Simplemente apretamos el ombligo metiendo el abdomen hacia dentro, con la espalda bien pegada al asiento. Lo podemos practicar una vez al día con 3 series de 15 repeticiones cada una.

Ejercicio de presión

También nos ayudará a trabajar abdomen y piernas apretar las rodillas mientras estamos sentados. Presionamos las rodillas una contra otra durante 10 segundos activando el abdomen. Descansamos y repetimos 10 veces.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído