Belleza

Corrige los errores de belleza que te ponen años encima

Corrige los errores de belleza que te ponen años encima
Juventud y vejez BBC

No utilizar protección solar todo el año

El problema. Pensar que estar más morena es sinónimo de estar más guapa es un error, asegura la Dra. Paloma Cornejo, jefa de la Unidad de Dermatología del IML (Madrid, tel. 917 02 46 27). «Generaciones anteriores a la actual han sufrido los estragos del sol por la moda de estar bronceadas a toda costa, sin ningún tipo de protección. Esa generación es la que ahora tiene la piel tan envejecida que parece más mayor, con lentigos, arrugas en rostro, escote y extremidades e incluso con algún carcinoma incipiente», asegura la experta. De hecho, el cáncer que recogemos hoy se sembró hace 30 años, porque la piel tiene memoria y nos quemamos cuando éramos niños y adolescentes. «Por eso la mayor incidencia de cáncer de piel se da en personas de 50 años», señala el dermatólogo Pedro Jaén, presidente de la AEDV.

La solución. Si queremos estar guapas toda la vida, debemos usar protección solar a diario y en cualquier momento del año, incluso cuando está nublado. «Ya hay cremas hidratantes y maquillajes con factor de protección solar alto. Un SPF 20 para una piel mediterránea sería suficiente como protección diaria los meses de menor radiación solar, y en verano no nos equivocaremos nunca si escogemos un SPF 50 +», aconseja el Dr. Jaén. Además, utiliza sticks 50 + en las zonas más vulnerables -contorno de ojos, nariz, frente, pómulos, orejas, dorso de las manos y escote-, y protectores solares para el cabello -spray, loción, aceite o mascarilla- resistentes al agua y el sudor, según recoge elconfidencial.
No utilizar la crema adecuada

El problema. Lo más importante para cuidar la piel es elegir la hidratante que mejor nos va. A veces recurrimos a una que quizá usa nuestra madre desconociendo que la cantidad de grasa que tiene puede no ser adecuada para nuestra piel. Si esto ocurre, lejos de lograr un efecto positivo sobre nuestra piel, lo único que conseguimos es su empeoramiento o la aparición de acné. Cada edad y tipo de piel requieren un excipiente diferente, por tanto las cremas muchas veces no se pueden compartir. Ni con nuestras madres ni con nuestros hijos.

La solución. Los expertos recomiendan realizarse un análisis dermocosmético una vez al año para acertar con nuestra compra cosmética. Supone una entrevista personalizada para averiguar tus hábitos cosméticos y estilo de vida -alimentación, horas de sol, horas de sueño, consumo de tabaco, etc.-, y una exploración de la piel con sofisticadas herramientas -Cutometer, Sebumeter, Corneometer, Ecografía Cutánea y Microscopia Confocal- que miden la elasticidad, la grasa y la hidratación cutáneas», explica la dermatóloga Natalia Jiménez (Madrid, tel. 914 31 78 61). A partir de este diagnóstico, puedes saber cuáles son tus puntos débiles -arrugas, manchas, flacidez, falta de volumen y/o densidad, y aspecto cansado-, para acertar con las cremas que debes usar o evitar.

No utilizar contorno de ojos hasta los 30 años

El problema. La piel que rodea los ojos está cubierta por la piel más fina de todo el cuerpo, es especialmente delicada, frágil e irritable, tiene tendencia a la deshidratación y escasez de glándulas sebáceas, y sufre agresiones constantemente -sol, viento, contracciones musculares-. Además, sufre microcirculación perezosa y acumulación de toxinas. Todo esto da lugar a la aparición de las patas de gallo, las ojeras y las bolsas, y la flacidez de los párpados.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído