Belleza

Dieta: Trucos para ser más lista que el hambre

Dieta: Trucos para ser más lista que el hambre
Dieta y salud YT

Una hora más de luz natural al día

Varios estudios han demostrado que solo una hora más de luz natural al día reduce la necesidad de comer alimentos calóricos, porque la luz eleva la producción de serotonina. Así que, ya sabes, al mediodía a tomar el café en una terracita.

Comer caliente te llena más

Intenta comer calentito o al menos templado. Las comidas calientes envían más señales de saciedad al cerebro que las frías, así que intenta empezar con una taza de caldo casero desgrasado, que te calmará el apetito inicial y evitará que comas demasiado después, según recoge clara.

Los sabores artificiales son una trampa

Pero una trampa, trampa. Sobre todo el famoso glutamato monosódico. Se añade a los alimentos (salsas, patatas fritas, etc.) para aumentar su sabor, pero tiene la peculiaridad de que, si se abusa, puede provocar un hambre voraz. Las patatas fritas tómalas mejor caseras o de marcas que no usen sabores artificiales.

El infalible truco del vaso de agua

Como confundimos hambre con sed y como no está de más ir bebiendo agua, siempre que vayas a picar algo a deshoras bébete un buen vaso de agua. Así matarás dos pájaros de un tiro: estarás más hidratada y quizá descubras que, después de todo, no era hambre, era sed.

No sirvas en fuentes

Comemos con los ojos y, ante un surtido atractivo, somos capaces de consumir el doble (o más) que delante de uno o dos alimentos. Por eso, es mejor servir cada comida en platos individuales y no en fuentes, y dejar el siguiente plato en la cocina hasta que llegue su turno.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído