El exministro fue diagnosticado hace tres años, ella hace un mes

Tanto Eduardo Zaplana como su mujer Rosa Barceló tienen cáncer

Ambos están imputados por delitos de cohecho y blanqueo de capitales

Tanto Eduardo Zaplana como su mujer Rosa Barceló tienen cáncer
Eduardo Zaplana y su mujer, Rosa Barceló. EP

Terrible. Y hace más difícil entender para que alguien en las condiciones de Eduardo Zaplana, con la fortuna que tenía ya en España, querría repatriar ilegalmente los millones escondidos en Panamá o donde fuera.

La imputación por delitos de cohecho y blanqueo de capitales de Eduardo Zaplana y su esposa ha llegado en un momento extremadamente delicado para ellos. Hace sólo un mes que a Rosa Barceló le diagnosticaron un cáncer, una enfermedad contra la que su marido lucha desde el 2015.

Eduardo Zaplana se retiró de la vida pública en 2015 por motivos de salud. Entonces, el ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales centró todas sus fuerzas en combatir una leucemia por la que, tras ser sometido a un trasplante de médula, sigue recibiendo tratamiento a día de hoy.

De hecho, el político acude cada lunes al hospital para realizarse un chequeo semanal, ya que su equipo médico sigue muy de cerca su estado de salud.

Su mujer, Rosa Barceló, ha sido su mayor apoyo durante estos tres años, pero hace unos meses que ella tampoco se encuentra en su mejor momento.

En abril le fue diagnosticado un cáncer, la misma enfermedad contra la que lucha su marido. Parece ser que ella también ha comenzado ya el tratamiento y este miércoles visitó a Zaplana con un aspecto muy desmejorado, acompañada por sus hijas, Rosa y María Jesús.

Se trata de unas circunstancias tristes para un matrimonio que se formó hace 37 años y que vivió su momento más duro en 2011, con la pérdida de su hijo, Eduardo, nacido hacía 22 años con el síndrome de Lowe, una enfermedad rara que afecta al desarrollo intelectual y a los riñones, entre otras cosas.

Entonces, su madre se despidió de él con una emotiva carta publicada en El Mundo: «Era nuestro bebé y todos los que vivimos cerca de él le queríamos, cada uno a su manera. Además de un bebé era un ángel. Nos va a dejar un vacío enorme a todos los que le hemos conocido de cerca, pero sé que desde donde esté nos va a ayudar«.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído