Salud

Esta son las 9 señales que avisan que tenéis deficiencia de magnesio

Esta son las 9 señales que avisan que tenéis deficiencia de magnesio
Deporte YT

Los minerales son fundamentales para nuestra salud. ¿Os sentís cansados constantemente? ¿Sentís que vuestros ojos se contraen? ¿Sufrís de espasmos musculares? Siempre es conveniente consultar con vuestros médicos, pero es posible que padezcais deficiencia de magnesio, según sq.

La carencia de este mineral puede causar alguna que otra enfermedad, ya que muchos procesos en el cuerpo dependen de él. Por ese motivo hay que mantenerse alerta, y siempre estar atentos para detectar esta afección a tiempo. Para ello, nada mejor que esta lista de síntomas compartida originalmente por genial.guru.

1. Antojos de comida dulce.

Un deseo de comer algo dulce puede ser signo de que os faltan algunos minerales en el cuerpo… y uno de ellos puede ser, en particular, el magnesio. La pérdida de este en las mujeres está normalmente relacionada con la menstruación. En el caso de los atletas está relacionado con el entrenamiento intenso, ya que el cuerpo gasta el mineral en el trabajo muscular.

2. Dolor muscular y calambres.

Los calambres musculares y el dolor pueden ser muy molestos. En caso de que los sufráis regularmente, puede ser un signo de niveles bajos de magnesio. Tanto este mineral como las vitaminas D, E, y B son capaces prevenir los calambres musculares. Por cierto, puedes intentar aliviar tu sufrimiento masajeando los músculos afectados con movimientos circulares.

3. Insomnio.

La deficiencia de magnesio puede causar insomnio, ya que el mineral es vital para una función llamada «relajación cerebral». Esta capacidad del cerebro es la que hace que nos distendamos y nos quedemos dormidos con calma.

Como hemos mencionado, los niveles bajos de magnesio pueden provocar calambres musculares, y estos a su vez causarían el síndrome de los pies inquietos, una condición que hace que las piernas se estremezcan durante la noche. El resultado es un empeoramiento de la calidad del sueño.


4. Enfermedad ósea.

La deficiencia de magnesio también es responsable de aumentar las posibilidades de desarrollar problemas en los huesos. El descenso de magnesio también puede reducir el nivel de calcio en la sangre, y este es esencial para mantener los huesos sanos.

5. Reflujo ácido.

Si tenéis una deficiencia de este mineral, los alimentos y los ácidos del estómago regresan al esófago. Esto, a su vez, produce esa sensación de ardor que se llama reflujo ácido o acidez estomacal.

6. Estrés y apatía.

Como hemos visto, el magnesio es responsable de la relajación, y por ese motivo es un elemento esencial para construir un sistema nervioso fuerte. Si se padece una deficiencia de este mineral, una persona puede sentir ansiedad y estrés sin causa. Además, aumentaría considerablemente el riesgo de sufrir depresión.

7. Estreñimiento.

Hay muchas razones para tener estreñimiento, por ejemplo el estrés o el bajo consumo de fibra. Dado que el magnesio tiene un efecto relajante en muchas partes del cuerpo, incluido el tracto digestivo, la falta de este mineral puede conducir al estreñimiento.

8. Fatiga.

El magnesio es necesario para las reacciones que crean energía en las células, así que si él no tendremos suficiente energía a nivel celular. Esto puede manifestarse en forma de fatiga y falta de movilidad.

9. Dolor de cabeza intenso.

Cuando tenemos deficiencias de vitaminas A, B, C, y D, podemos llegar a sufrir dolores muy intensos en la cabeza. Las migrañas también están causadas por la falta de magnesio, y habitualmente afectan solo a un lado del cerebro. Al presentarse una deficiencia de este mineral, los vasos sanguíneos se estrechan y se expanden rápidamente, causando la causa la migraña.

Por tanto, una cantidad suficiente de magnesio en el cuerpo reduce el riesgo de sufrir cambios en las venas y arterias, y minimiza los dolores de cabeza.

¿Qué alimentos son ricos en magnesio?

Una dieta equilibrada puede proporcionar la cantidad diaria de magnesio que el cuerpo necesita. Por si acaso, estos son algunos alimentos que pueden aumentar vuestros niveles de magnesio:

Nueces y semillas.

Cereales.

Frijoles.

Frutas secas y frescas.

Verduras.

Pescado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído