En concreto, esta investigación internacional, publicada en la revista 'The Lancet Respiratory Medicine'

Las personas que nacen muy prematuramente o con bajo peso tienen un alto riesgo de enfermedad pulmonar, según estudio

Las personas que nacen muy prematuramente o con bajo peso tienen un alto riesgo de enfermedad pulmonar, según estudio
Genes, código genético y enfermedades incurables. EP

Las personas nacidas muy prematuramente o con muy bajo peso al nacer tienen un alto riesgo de enfermedad pulmonar y alcanzan su plena capacidad en las vías respiratorias a principios de la edad adulta, según ha demostrado un estudio de la Universidad de Melbourne (Australia).

En concreto, esta investigación internacional, publicada en la revista ‘The Lancet Respiratory Medicine’, ha determinado que las personas que nacen antes de las 32 semanas de embarazo o con un peso al nacer de menos de 1,5 kg son cuatro veces más propensas a tener flujo de aire en rangos clínicos preocupantes en los primeros años de la edad adulta que las que nacieron a los nueve meses.

Diferentes estudios han concluido que muchas personas nacidas muy prematuramente o con muy bajo peso al nacer desarrollarán enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que bloquea el flujo de aire y dificulta la respiración. La probabilidad es aún mayor si tenían displasia broncopulmonar, una forma de lesión pulmonar que afecta a los recién nacidos, o si estaban expuestos al humo del tabaco u otros contaminantes.

En el trabajo, los bebés nacidos muy prematuros o con muy bajo peso al nacer a menudo necesitaban ayuda con los problemas respiratorios después del nacimiento, como la ventilación asistida o el tratamiento con oxígeno, y muchos desarrollaron displasia broncopulmonar. «En comparación con los niños que nacen a tiempo o con un peso normal, el flujo de aire que reciben durante la infancia es menor», explican los investigadores.

Sin embargo, hasta ahora no estaba claro si estaban alcanzando el pico esperado de crecimiento pulmonar a principios de los 20 años. «Como ahora sobreviven en gran número con la atención obstétrica y neonatal moderna, es importante estudiar su capacidad respiratoria en la edad adulta. Los médicos deben obtener un historial perinatal, que incluya la edad gestacional al nacer, el peso al nacer y la displasia broncopulmonar, al evaluar a los adultos con enfermedad de las vías respiratorias», reclaman.

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído