Investigadores de la Universidad de Tel Aviv en Israel han creado el órgano en miniatura

Científicos imprimen el primer corazón 3D

Fue creado a partir de una biopsia de células de grasa humana y se imprimió en 3D en un laboratorio. Sólo el tamaño del corazón de un conejo, no puede bombear sangre, pero es un gran paso adelante. Los científicos esperan poder hacer ensayos con animales dentro del próximo año.

Científicos imprimen el primer corazón 3D
Corazón 3D YT

Los científicos afirman haber hecho el primer corazón impreso en 3D con tejido humano y vasos sanguíneos. Aunque el órgano solo tiene el tamaño de una cereza y no puede bombear sangre, los expertos dijeron que su creación es un «gran avance médico». Se cree que el corazón es el primero que se imprime con células, vasos sanguíneos y cámaras. Aunque los corazones necesitarán más trabajo antes de poder bombear sangre, los científicos esperan comenzar las pruebas en un año, según recoge el autor original de este artículo Sam Blanchard en dailymail y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv en Israel revelaron su creación hoy y explicaron cómo se hizo con células humanas. Tal Dvir, quien dirigió el proyecto, dijo: «Las personas han logrado imprimir en 3D la estructura de un corazón en el pasado, pero no con células ni con vasos sanguíneos». Y agregó que es «la primera vez que alguien en cualquier lugar ha diseñado e impreso con éxito un corazón completo repleto de células, vasos sanguíneos, ventrículos y cámaras». El órgano tiene aproximadamente el tamaño del corazón de un conejo y puede contraerse como un músculo, pero no puede hacer un movimiento de bombeo completo.

Estaba hecho de células que se multiplicaron a partir de una muestra de tejido graso tomada de un paciente humano. Comenzando por multiplicar las células para producir pequeños parches de tejido cardíaco, los científicos ampliaron su operación para finalmente construir todo el órgano. Pero descubrir cómo expandir la muestra de células lo suficiente como para poder producir un corazón humano completo sigue siendo un desafío, dijeron. Y se necesitaría una impresora de resolución extremadamente alta para imprimir los vasos sanguíneos más pequeños.

En teoría, la técnica podría algún día producirle a alguien un corazón nuevo utilizando células recicladas de su propio cuerpo, reduciendo el riesgo de que se rechace. «Tal vez, en 10 años, habrá impresores de órganos en los mejores hospitales del mundo, y estos procedimientos se realizarán de manera rutinaria», dijo el profesor Dvir. Pero acepta que puede ser más seguro comenzar los trasplantes con un órgano menos crucial que un corazón. El bazo, el apéndice, la vesícula biliar y el riñón, e incluso el pulmón, pueden eliminarse sin matar al paciente, por ejemplo, por lo que podrían ser candidatos para los ensayos. Las siguientes etapas de la investigación del equipo israelí será tratar de enseñar a los corazones impresos en 3D a latir como los vivos. Y luego intentarán trasplantar los órganos cultivados en el laboratorio a animales, que esperan poder hacer dentro de un año, dijo el profesor Dvir.

Scientists in Israel say they have produced the first 3D print of a heart with human tissue and vessels, calling it a 'major medical breakthrough' even though they are a long way off from creating the first hearts suitable for transplant
The heart created by the team in Israel was about the size of a rabbit's heart and had its own blood vessels, which can be seen in blue in the image

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído