Las niñas tienen cerebros, corazones y pulmones separados, pero comparten hígado, vejiga, sistema digestivo y tres riñones. Una de ellas está muriendo

La horrible elección de un padre de siamesas: separarlas para que solo viva una o la muerte de ambas

La horrible elección de un padre de siamesas: separarlas para que solo viva una o la muerte de ambas
Ibrahima Ndiaye con sus hijas de tres años, Marieme y Ndeye Phil Sharp / BBC

Una pesadilla para cualquier padre. Las gemelas Marieme y Ndeye tienen tres años. La primera es tranquila, la segunda es mucho más vivaz. Ambas juegan y tienen una relación muy estrecha. Pero su conexión va más allá porque son siamesas. Cada una tiene sus propios cerebros, corazones y pulmones, pero comparten hígado, vejiga, sistema digestivo y tres riñones. Su padre, Ibrahima Ndiaye, de 50 años y con otros cuatro hijos, lleva años buscando ayuda médica para intentar separarlas. Después de contactar con hospitales de todo el mundo, en el hospital británico Great Hormind le dieron algo de esperanza. Por eso, él junto con su mujer se trasladaron para salvar la vida de las pequeñas, según recoge ABC y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Sin embargo, la noticia a la que se tuvo que enfrentar después de que los médicos revisaran el caso fue la más dura inimaginable: el corazón de Marieme es débil y su esperanza de vida es pobre. Pero si ella muere, su hermana Ndeye también, por lo que era necesario elegir si separar a Marieme y provocar su fallecimiento prematuro para que sobreviva Ndeye o por el contrario ver cómo acaban falleciendo las dos.

«En esta situación, no usas tu cerebro, sigues a tu corazón. Cualquier decisión es desgarradora… tanta confusión, tantas consecuencias…», explica Ibrahima a «The Guardian». Su caso ha sido recogido por un documental de la BBC titulado «Gemelos unidos: una decisión imposible», que se retransmitirá en los próximos días y donde las cámaras acompañan a la familia durante el duro trance.

La decisión de Ibrahima

Los médicos informan al padre de que la muerte de una será la muerte de la otra si no se toma una rápida decisión. «El fallecimiento de Marieme será el proceso de muerte de Ndeye. No es posible detenerlo o cambiarlo y separarlas no será una opción una vez que Marieme comience a morir», afirman los médicos. Tras reuniones con el comité ético, al final es Ibrahima quien decide qué hacer: no las separará porque no puede elegir entre la vida de una u la otra.

«Necesito saber que les di todo lo que pude. Soy un hombre afortunado al haber formado parte de este viaje. Todavía estamos en él y no sabemos cómo terminará», concluye Ibrahima.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído