Las autoridades sanitarias anuncian la tercera muerte de un total de 450 pacientes ingresados por insuficiencia respiratoria

Descubren que un antioxidante podría ser la causa de la epidemia de pulmonías por vapeo en Estados Unidos

Descubren que un antioxidante podría ser la causa de la epidemia de pulmonías por vapeo en Estados Unidos

Ya era hora de que se hablara de esto con cierta propiedad. Las autoridades sanitarias de Estados Unidos investigan si un antioxidante detectado en varios líquidos empleados para fumar cigarrillos electrónicos es el causante de los más de 400 casos de pulmonía diagnosticados en todo el país, tres de los cuales han resultado mortales. Aunque ese compuesto orgánico, conocido como tocoferol, no ha sido identificado en absolutamente todos los casos de pulmonía lipoidea detectados en EE.UU., de momento es la única pista que los médicos tienen para hallar el motivo real de esta misteriosa crisis sanitaria, según recoge el autor original de este artículo David Alandete en ABC y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

«Identificar todos los componentes en las muestras de las que disponemos resolverá sólo una parte de este rompecabezas, y esto no quiere decir que al identificar esos componentes vayamos a resolver todas las dudas sobre la causa de estas dolencias», dijo ayer un portavoz de la Administración de Alimentos y Medicamentos. Esta agencia gubernamental está analizando 100 muestras de líquidos empleados para inhalar nicotina y cannabis a través de cigarrillos electrónicos.

Las autoridades del estado de Nueva York revelaron el jueves que han identificado 34 casos de pulmonía lipoidea similares a cientos diagnosticados en el resto del país. Los pacientes presentan síntomas relacionados con una inusual acumulación de lípidos en los alveolos pulmonares. «Fumar sustancias cuya composición no se conoce es peligroso, y vamos a tomar las medidas necesarias para combatir esta crisis sanitaria», dijo el jueves el comisionado de sanidad neoyorquino, Howard Zucker, en un comunicado.

Esta emergencia sanitaria afecta ya a las dos costas de EE.UU., con tres fallecidos confirmados. Tras Illinois y Oregon, el gobierno del estado de Indiana anunció ayer la tercera muerte. Varios pacientes han entrado en coma y al menos uno de ellos, en Ohio, se encuentra en muerte cerebral. La gran mayoría comenzó padeciendo náusea, vómitos, fatiga y dolores de cabeza, y fueron ingresados con fiebre, asfixia y dolores agudos en el pecho. Los casos se han multiplicado este verano, sin que los médicos hayan hallado aún la causa concreta.

La sospecha de las autoridades sanitarias norteamericanas es que los líquidos empleados para inhalar nicotina o cannabis han sido adulterados, algo que no es muy difícil de hacer. Las redes sociales están llenas de vídeos en los que se enseña a cortar esos aceites para añadir tetrahidrocannabinol, el principal constituyente psicoactivo del cannabis. Aunque el tocoferol, compuesto químico que actúa como vitamina E, es inocuo al ser ingerido, puede presentar riesgos de salud al ser inhalado.

El gobierno federal norteamericano ha declarado el estado de emergencia sanitaria por el aumento de menores de edad que fuman cigarrillos electrónicos, atraídos por sus sabores dulces y afrutados. De momento, la ciudad de San Francisco y el estado de Michigan han restringido su venta. Ninguno de esos productos, cuyos líquidos contienen nicotina o cannabis, han sido probados y autorizados por la agencia que regula los alimentos y los medicamentos en EE.UU.

En total, son 450 los casos de pulmonía lipoidea detectados en 33 estados norteamericanos. Varios de los afectados son menores de edad que ya han recibido el alta tras haber pasado por cuidados intensivos. El gobierno de Indiana anunció ayer la muerte de uno de los pacientes sin revelar su nombre ni edad.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético y innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído